X

Adolfo y Alberto Rodríguez Saá irán por la reelección en el PJ

Retendrán el control de la estructura partidaria ya que la Lista Celeste que lideran fue la única en presentar candidatos en las elecciones internas. Seguirán al frente del partido otros cuatro años.

Adolfo y Alberto Rodríguez Saá en su condición de líderes han ejercido indistintamente la presidencia del partido desde 1983.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/09/2016 00:28
PUBLICIDAD

Adolfo, actual senador nacional, se postula para continuar por otros cuatro años como presidente del Consejo Provincial y Alberto, que transita su tercer mandato en la gobernación, seguirá como presidente del Congreso.

El Diario de la República en su edición impresa de hoy publicó que anoche al vencer el plazo para oficializar candidatos “la invicta lista (Celeste) presentó la nómina completa para todos los cargos” que se revalidarán en los comicios convocados para el domingo 16 de octubre. Un apoderado del sector adelantó al matutino que “la confirmación de los nombres se conocerá una vez que sean oficializados los listados por la junta electoral”.

El PJ vive una transición. Ambos líderes que han ejercido indistintamente la presidencia del partido desde 1983, retomaron hace unos meses la iniciativa y pusieron al partido en estado de movilización. Promovieron cambios en la carta orgánica para que haya mayor presencia en los cuerpos partidarios tanto de jóvenes como de mujeres y reabrieron, en forma diaria, las puertas de la sede.

El peronismo arrancó 2016 siendo noticia. El exgobernador Claudio Poggi sacudió el tablero político al renunciar a la vicepresidencia configurando un panorama que no reconoce precedentes.

En diciembre, Rodríguez Saá dio indicios del nuevo rumbo al protagonizar un abrazo de reconciliación con Enrique Ponce y dejar atrás diferencias que asomaban como insuperables. La sucesión de gestos desembocó en una amnistía para los dirigentes encolumnados  con el intendente.

Así el aparato partidario exhibe un movimiento que va más allá del proceso formal interno. Se comporta como si ya estuviera cabalgando la campaña electoral de 2017.

El Partido Justicialista que en los últimos turnos electorales se presentó bajo el nombre de Compromiso Federal, trata de recrearse en un nuevo escenario que presenta características inéditas. Además se tiene en cuenta, por ejemplo, que el 25 de octubre perdió la hegemonía en la Cámara de Diputados y cayó derrotado en varias intendencias del interior.

La coyuntura interna le sirve ahora para recuperar el control de tres municipios. Un trío de intendentes electos por el Frente para la Victoria, Cambiemos y un movimiento vecinal firmaron la ficha de afiliación y ocuparán una butaca. Son los casos de Quines, Buena Esperanza y Justo Daract.

En el caso de Oscar Macías estrenará el cargo de presidente de una nueva grilla, el Consejo Ejecutivo de Quines. Estos mismos lugares se replicarán en Santa Rosa y La Toma, distritos que arrastran crisis ingobernables y se reflejó en la general de 2015.

La nota la aportó el intendente de La Punta, Martín Olivero que auspiciará en su distrito una lista alternativa a la Celeste Unidad cuya candidata al consejo consultivo es la periodista Gloria Velásquez.

Hoy el exministro de Seguridad fue el único en alzar la voz. Y se pronunció diciendo: “Nosotros buscamos la renovación. Por ejemplo no podemos permitirnos seguir con métodos de cuarenta años atrás”.

Hasta ahora no se han difundido oficialmente los nombres de los candidatos. Más allá que se elevó el cupo para mujeres y jóvenes en los distintos cuerpos, la sorpresa la constituiría la inclusión de dirigentes enrolados en las filas de Enrique Ponce y otros que se fueron a partir de 1997 cuando Carlos Ponce se enemistó definitivamente, y para siempre, con Alberto Rodríguez Saá.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR