X

Diputados aprobó por mayoría y sin modificaciones el presupuesto 2017 de $ 21,7 mil millones

La Cámara de Diputados dio media sanción sin cambios al proyecto de ley del presupuesto propuesto por el gobernador Alberto Rodríguez Saá para el año que viene. Fue 24 votos a favor y 15 en contra la votación en general. Desde un sector de la oposición pidieron modificar y rechazaron los artículos que otorgan el poder al primer mandatario para reasignar partidas.  Hubo diferentes acusaciones por parte de los legisladores en una extensa sesión.

El proyecto de ley obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 13/10/2016 14:24
PUBLICIDAD

Este miércoles, en una maratónica sesión en la Legislatura provincial, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley referido al Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Provincial, correspondiente al ejercicio económico 2017 que asciende a $21.719.732.838. Fueron 24 votos positivos y 15 votos negativos en general. Desde un sector de la oposición solicitaron la modificación de los artículos 9º y 10º pero finalmente esta votación terminó con 20 votos positivos y 18 votos negativos, por lo que la iniciativa del Poder Ejecutivo provincial fue aprobada sin cambios.

Compromiso Federal logró darle media sanción con el aval de legisladores del bloque oficial del Frente para la Victoria. Casi todo el arco opositor encabezado por Cambiemos votó en contra pidió que el proyecto volviera al Gobierno.

El jefe de la bancada del PJ, Carmelo Mirábile en su condición presidente de la comisión de Finanzas, fue el miembro informante y no dudó en decir que votaba “a dos manos” el proyecto. En sintonía hablaron Luis Martínez y Marcelo Sosa. Daniel Gonzalez Espíndola fue la voz del kirchenismo aliado. Walter Zamora dejó sentada la posición de Mercedinos y Sanluiseños por el Cambio. Las posiciones críticas las aportaron Alejandro Cacace, Alberto Fara, Raúl Laborda, Fidel Haddad, Sonia Delarco y Juan Larrea. El debate insumió alrededor de cuatro horas.

El diputado de Cambiemos, Alberto Fara hizo un repaso pormenorizado de diferentes análisis con respecto a los números del presupuesto y afirmó que lo que se cuestionaba eran algunos puntos en particular, afirmando que las prioridades por parte del Ejecutivo provincial deberían ser otras. Asimismo, reclamó que se destine más dinero a los municipios con relación a la coparticipación y además se refirió a los gastos reservados, indicando que la Cámara de Diputados debe conocer más detalles al respecto.

Por su parte, el presidente del bloque Cambiemos, Alejandro Cacace, afirmó: “A este presupuesto se le da un tratamiento exprés. El oficialismo tiene una convicción de que lo que el gobernador manda hay que aprobarlo como está, pero ese no es nuestro rol como legisladores. Nuestro rol es discutir como nosotros asignamos el gasto”. Y agregó: “No nos comamos el verso del gobernador que dice que la provincia es discriminada a nivel nacional, ya que San Luis es una de las más beneficiadas en obra pública en el ejercicio 2017 a nivel nacional”.

El diputado provincial y presidente del bloque del Frente para la Victoria, Daniel González Espíndola, dijo que el presupuesto se debía aprobar en general y en ese sentido afirmó que es “por una cuestión de quien marca las políticas le corresponde determinar en la forma que va a establecer un presupuesto”. Además, dejó en claro la postura del bloque al respecto. Asimismo solicitó que se anexaran una serie de obras para desarrollar en diferentes puntos de la provincia, aunque esto no fue aprobado por los legisladores en su mayoría.

El presidente del bloque Mercedinos y Sanluiseños por el Cambio, Pablo Zamora, criticó algunas cuestiones del presupuesto y en ese sentido se refirió al rol de los legisladores. “Si tenemos un presupuesto que se ha analizado, con idoneidad técnica, debe ser respetada las modificaciones porque somos quienes controlamos los gastos públicos, y en este punto estamos teniendo involuciones con respecto a los antecedentes de presupuestos anteriores. Estos términos hacen a lo sustancial del presupuesto”, expresó.

El diputado del Frente Nacional y Popular, Juan Larrea, criticó el presupuesto de la provincia de San Luis para 2017 haciendo mención a los artículos 9º y 10º y cuestionó, entre otras cosas, la obra de La Pedrera. “Ese autódromo cuesta 171 millones de pesos y el estadio cuesta casi 600 millones de pesos”, indicó. En tanto, su compañera de bloque, Sonia Delarco, se refirió específicamente al presupuesto destinado para la Secretaría de la Mujer y al Ministerio de Desarrollo Social, argumentando que “estos montos son ínfimos para llevar acciones que contengan a los sectores más vulnerables de la provincia”.

La iniciativa contó con 24 votos a favor y 15 en contra.

Quien también hizo uso de la palabra fue el diputado Raúl Laborda Ibarra, quien hace unos días abandonó el bloque Cambiemos por considerar que sus integrantes son “funcionales a Rodríguez Saá”. En ese sentido, quien ahora formó el bloque unipersonal denominado Nuestro Compromiso, señaló: “Acá lo que se está haciendo es un maquillaje a la suma del poder público del gobierno, que es conferirle los tres poderes del Estado al Poder Ejecutivo. Queda suprimida la división de poderes. Que el gobernador haga con su sueldo lo que quiera, pero no con los dineros públicos”. E irónicamente se preguntó: “¿De dónde sale la plata para La Pedrera? ¿Se sacó el Quini 6 el gobernador?”.

En tanto, el diputado Fidel Haddad también criticó las formas en las que se trató el tema del presupuesto y sostuvo: “Esto no es un presupuesto, es un dibujo. El dinero del Estado es manejado por el gobernador de la Provincia como si fuera dinero suyo y van a seguir haciendo con el dinero público lo que se le da la gana. El presupuesto es una mentira”. Además, manifestó: “El autódromo de La Pedrera es una porquería, una idiotez. El gobernador tira la plata de los puntanos como se le antoja, malgasta los dineros públicos”.

Por su parte, el diputado de Cambiemos, Juan Manuel Rigau, se sumó a las criticas realizadas por algunos legisladores con respecto al presupuesto y afirmó: “Es un retroceso institucional sumamente grave. Se le da potestades extraordinarias a un gobernador al cual el oficialismo le tiene miedo y no se anima a decirle o cuestionarle algunas cuestiones por esta cuestión de obediencia debida al poder de turno”. Y agregó: “Se habla de sanluisismo y puntanidad y lo más profundo de San Luis, como el interior, está abandonado”.

A su vez, el diputado de Compromiso Federal, Marcelo Sosa, aseveró: “Es el mejor presupuesto en materia educativa de nuestro país, donde se destina el 33% del total de recursos. Hay casi 590 millones de pesos destinados a infraestructura escolar. El impacto en el producto bruto se transforma en incremento de calidad de vida de los puntanos y eso redunda en inversión en capital humano. Queremos que los docentes de San Luis tengan los mejores sueldos del país”. Además, señaló que se continuarán con diferentes acciones y en ese ámbito enunció al Plan PIE.

En tanto, su compañero de bloque, Luis Martínez, comparó el presupuesto provincial con el nacional y en ese aspecto dijo que la provincia de San Luis “se ofrece a otras provincias y al mundo” como un ejemplo de administración. “Hemos hecho las cosas bien y vamos a seguir haciendo las cosas bien. Acá nosotros vamos a defender orgullosamente lo que hemos logrado. Somos una provincia sin deuda, que planifica”.

Por último, el presidente del bloque Compromiso Federal en Diputados, Carmelo Mirábile, afirmó: “Estamos orgullosos del presupuesto de la provincia de San Luis y de los presupuestos que se han venido aprobando, mas allá de las chicanas políticas y lo negativo de la oposición, porque el éxito de San Luis y los presupuestos está reflejado desde el año 83 en adelante. Vamos a votar, si es posible, con las dos manos este presupuesto”. Finalmente, parafraseando a un expresidente de la Nación de su partido, les dijo a los demás legisladores: “Tengan fe –que no voy a decir la frase–, que no los vamos a defraudar”.

La iniciativa fue girada a la Cámara de Senadores, cuerpo en el cual se descuenta que será aprobada teniendo en cuenta que el 100% de los legisladores son oficialistas.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR