X

Los clubes de Primera División firmaron el acta de fundación de la Superliga

Los “cinco grandes” y otros 22 clubes firmaron el acta de fundación de la Superliga, aunque la creación efectiva depende de un acuerdo con la B Nacional lo que parece entre lejano e imposible.

27 fueron los clubes que firmaron el acta de fundación de la Superliga. (Foto: Web)
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 04/11/2016 23:17
PUBLICIDAD

Los “cinco grandes” y otros 22 clubes de la Primera División firmaron esta tarde el acta de fundación de la Superliga Profesional del Fútbol Argentino, aunque la creación efectiva de la nueva estructura depende de un acuerdo con la B Nacional que, a juzgar por las sustanciales diferencias económicas y organizativas, hoy parece entre lejano e imposible, consignó Télam.

Las posiciones de unos y otros quedaron de manifiesto en las declaraciones. “Hoy es un día histórico para el fútbol argentino”, resumió el presidente de Racing Club, Víctor Blanco; el vice de Nueva Chicago y vocero de los clubes del Nacional, Daniel Ferreiro, respondió con contundencia: “Los clubes grandes la llaman la Superliga. Nosotros la llamamos la Superquiebra”.

La firma de las entidades de la B Nacional es indispensable para la conformación del nuevo torneo, según quedó establecido en la Asamblea de Representantes del pasado 23 de junio. Allí se resolvió en el artículo 19 bis la necesidad de “una decisión unánime de los 30 equipos de Primera y de los 23 del Nacional” para reformular la organización del fútbol argentino.

Así las cosas, lo de esta tarde pareció más un “acting”, un ejercicio de presión o negociación, más que un paso cierto hacia lo que -se supone- será la solución a los problemas del fútbol nacional.

El “acta de fundación” de la Superliga contó hoy en la AFA con la presencia del escribano Marcelo Nardelli y se cerró con la firma de 27 clubes de Primera: solo faltaron Rosario Central (pretende un mejor posicionamiento en el reparto del dinero de la TV), Temperley (en conflicto institucional tras la renuncia de su presidente Hernán Lewin) y Gimnasia y Esgrima La Plata.

La nueva Sociedad Civil, según se proyecta, tendrá oficinas propias y una comisión en la que, en forma provisoria, ya fueron designados en los cargos más importantes los directivos Marcelo Deluca (Estudiantes de La Plata, presidente), Gonzalo Mayo (River Plate, tesorero) y Mariano Clariá (Boca Juniors, secretario).

“Este es un paso muy importante para todos, no solo para los clubes grandes”, dijo el titular de Estudiantes, Juan Sebastián Verón; “la Superliga nació y es inexorable, y esperamos el acuerdo de la B Nacional porque acá nadie se quiere comer a nadie”, se sumó su par de River, Rodolfo D’Onofrio; y más lejos fue, lo ya citado, Víctor Blanco: “Hoy es un día histórico para el fútbol argentino. Hay que perder los miedos y a la B Nacional tenemos que darle confianza”.

En la misma dirección habló el presidente de Boca, Daniel Angelici: “Esperemos que en breve podamos dialogar con los dirigentes de la B Nacional porque acá todos nos necesitamos. Esto no es una batalla, hay que encontrar soluciones”.

Los clubes que hoy firmaron ya proyectaron la necesidad de “escuchar” nuevas ofertas para la televisación de los partidos , y también terminar de definir el tema de los descensos y los ascensos para las próximas temporadas.

Pero el acuerdo con la B Nacional parece casi imposible: “Ellos la llaman la Superliga, nosotros le decimos la Superquiebra -dijo Ferreiro, el vice de Chicago-. Nunca vamos a firmar en contra de nuestros clubes. Algunos se tienen que dar cuenta de que el virreinato finalizó en 1810 y que ya no hay voto calificado. Acá no tenemos voz ni voto y la Superliga no está en la agenda del Nacional”.

¿Qué pretenden los clubes de la B Nacional?

El 20 por ciento de los derechos de la TV (en la idea original se les asigna el 12 contra el 78 de Primera, el 8 a las otras categorías de ascenso y el fútbol del Interior y el 2 a la AFA) y 12 representantes en la Comisión Directiva de la Súperliga.

Con este panorama, el lunes volverán a llegar los enviados de la FIFA y la Conmebol, el suizo Primo Corvaro y la paraguaya Monserrat Giménez respectivamente, para reunirse con la Comisión Normalizadora de la AFA que encabeza Armando Pérez y avanzar en la reforma del estatuto.

Además del conflicto por la Superliga (la FIFA, a contramano de la intención de la dirigencia de Primera, exigirá que se organice por dentro de las estructuras de la AFA), se encontrarán también con una nota de las categorías del ascenso y del Interior, que anoche en una cena en el club Barracas Central consensuaron una serie de exigencias: llamado a elecciones, participación en la reforma del estatuto, mejor reparto del dinero de la TV y rechazo total a la conversión de las instituciones en Sociedades Anónimas.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR