X

Un día para recordar citas inolvidables de la clase dirigente

Buena parte de los políticos argentinos han dejado una vasta cantidad de frases que la opinión pública todavía recuerda.

Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 16/11/2016 00:00
PUBLICIDAD

En su afán por convencer a la ciudadanía los dirigentes políticos a veces embellecen el futuro de sus gestiones, hasta tal punto que con el paso de los meses la realidad les juega muy malas pasadas.

Estas “verdades” distorsionadas que cuentan algunos políticos son incalculables, pero elchorrillero.com recopiló algunas de las más emblemáticas.

Para el primer ejemplo, que se ha tomado, hay que remontarse al año 1981 cuando el ministro de Economía de la Nación, Lorenzo Sigaut, declaró “El que apueste al dólar pierde” un augurio que no resistió las embestidas del tiempo.

Doce años después la secretaria de Recursos Naturales del gobierno de Menem, María Julia Alsogaray, decidió terminar con la contaminación del emblemático Riachuelo, que aparte de ser estar muy cerca de los porteños es uno de los ríos más contaminados del mundo.

Alsogaray fue más allá del saneamiento y afirmó “El Riachuelo quedará tan limpio que podremos tomar agua de él”. Desde el 13 de octubre de este año la exfuncionaria está en libertad condicional.

Uno de los ejemplos que, seguramente, quedaron inmortalizados en la memoria del pueblo argentino, fue el discurso del entonces presidente Caros Saúl Menem, en 1996. En aquella ocasión el riojano, prometió nada más y nada menos que “Pronto habrá vuelos espaciales en el país” y por si fuera poco luego agregó “De esta forma, en una hora y media, podremos estar desde Argentina, en Japón, en Corea o en cualquier parte del mundo”.

El nuevo milenio fue inaugurado por muy buenas nuevas, por lo menos según el expresidente, Fernando de la Rúa, cuando vaticinó que “el 2001 será un gran año para todos. ¡Que lindo es dar buenas noticias!”

Dos años después De la Rúa tuvo que renunciar a la presidencia y en su lugar quedó Eduardo Duhalde. El presidente provisorio también quedará en la historia por su frase “el que depositó dólares, recibirá dólares; el que deposito pesos, recibirá pesos”.

En la historia reciente la costumbre de los grandes anuncios sigue de moda entre los representantes del pueblo.

En 2006 Néstor Kirchner anunció la creación de “el tren de alta velocidad en Argentina (TAVA), más conocido como tren bala”, este transporte ultra moderno uniría las tres ciudades más grandes de la República, Córdoba, Rosario y Buenos Aires.

Por último, uno de los motivos ha dado el puntapié para la creación de este día, el debate entre Daniel Scioli y Mauricio Macri del que se cumple un año.

En aquel día, del año pasado, el actual presidente dijo a su contrincante “No vamos a devaluar, ni ajustar, ni sacar los subsidios. No tenemos previsto tarifazos. ¡No vamos a echar a nadie de su trabajo!… En qué te convirtieron Daniel”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR