X

Dos mujeres le dieron una golpiza a un ladrón y la Policía lo detuvo

Se trata de un delincuente de 18 años que es conocido en el ambiente policial. Anoche cerca de las 23, entró a robar a una casa, las dueñas le dieron un golpe en la frente que lo dejó tendido en el piso, y eso permitió que los efectivos lo aprehendieran.

Abrió las rejas, rompió la puerta de entrada e ingresó a la vivienda. (Foto: Google Street View)
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 18/11/2016 11:17
PUBLICIDAD

Javier Imperinato estuvo en prisión antes de sumar un delito más a su lista de antecedentes, ayer cerca de medianoche.

El martes quedó en libertad, había sido denunciado por robarle el celular a un estudiante.

Dos días después de su paso por la cárcel y de su vicio por el hurto volvió a caer tras las rejas en la Comisaría 2da.

Robaba en una vivienda ubicada en la calle Obispo Orzali al 884. Abrió las rejas, rompió la puerta de entrada e ingresó a la vivienda.

Minutos después, llegaron las dueñas del hogar, dos mujeres, una de 28 años de apellido Reyero. Sorprendidas al ver las entradas de su casa averiadas, entraron y encontraron al ladrón.

El comisario Bautista Barroso en diálogo con elchorrillero.com, detalló que “agarraron lo primero que tenían para defenderse, se trenzan en una especie de lucha, hubo golpes para todos lados y pudieron golpearlo en la frente con una tabla”.

Una de las damnificadas resultó herida en el pie, Imperato quedó tendido en el suelo producto del golpe en la frente.

Rápidamente la Policía tomó conocimiento del episodio, arribó al lugar y lo detuvo. En este momento se encuentra bajo arresto en las celdas de la Comisaría 2da.

Barroso comentó que “el ladrón participó con mayores en asaltos, usaba armas de fuego, tiene delito por robos calificados pero como era menor no se lo podía arrestar, uno de los últimos que recuerdo fue a unos chicos menores de edad”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR