X

Capital Federal: incidentes en la comisaría de Flores tras el crimen de un adolescente

El menor estaba internado con muerte cerebral en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. El adolescente fue herido de gravedad el sábado cuando los sujetos les dispararon a él y a su abuelo tras un robo. Por la noche, vecinos se manifestaron a la seccional y un grupo provocó destrozos.

Vecinos del barrio porteño de Flores ingresaron por la fuerza a la Comisaría 38va para reclamar Justicia por la muerte del joven. (Foto: Clarín).
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 26/12/2016 23:54
PUBLICIDAD

El chico de 14 años baleado el sábado por “motochorros” en el barrio porteño de Flores murió este lunes en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde se encontraba internado con muerte cerebral, y por la noche vecinos se manifestaron en la comisaría 38va y un grupo de ellos provocó destrozos.

El Ministerio de Justicia y Seguridad porteño aromó un comité de crisis para darle respuesta a los vecinos y organizar una tarea en conjunto para combatir el delito, además de lograr que se bajan calmando los ánimos.

Los vecinos permanecían cerca de la medianoche en los alrededores de la seccional e incluso acompañaron la protesta con una “sentada” y una asamblea popular, al tiempo que convocaron para este martes a als 19:00 una nueva marcha en esa dependencia policial.

El menor había sido internado en primer término en el hospital Piñeiro, donde fue operado a raíz de las gravísimas heridas por un balazo, y luego fue derivado al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde permanecía en gravísimo estado.

Este mediodía se decidió desconectar al menor del respirador artificial ya que médicamente no había nada más que hacer por su vida.

El hecho ocurrió este sábado por la tarde cuando dos motochorros le robaron la mochila a una mujer que estaba en la

vereda, en el cruce de las calles Asamblea y Robertson.

En ese momento pasaron en auto un abuelo con su nieto, quienes iban a cortarse el pelo antes de la Navidad, pero los ladrones pensaron que los estaban persiguiendo y les dispararon.

Las versiones sobre el contexto de los disparos no son coincidentes, porque algunas señalan que el sexagenario intentó detener a los motochorros y encerrarlos con su auto, informó Noticias Argentinas.

Una de las balas impactó en la cabeza del chico de 14 años, quien iba en el asiento del acompañante en el Renault 19 de su abuelo Enrique, de 69.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR