X

Termina el paro de transporte interurbano

El gremio llevó adelante dos jornadas de protesta por el despido de empelados de las compañías Sol Bus y María del Rosario.

A pedido del secretario General de UTA cesa el paro de transporte, pero, de no llegar a un acuerdo el lunes, la medida de fuerza continuaría.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 31/12/2016 21:56
PUBLICIDAD

El delegado de Sol Bus, Rolando Ovejero, adelantó que el secretario General de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, les pidió esperar hasta el lunes para determinar los próximos pasos a seguir.

Ovejero manifestó que este lunes mantendrán una audiencia con los propietarios de las compañías para tratar de darle una solución al conflicto. Por su parte, la dueña de la empresa María del Rosario, Rosa Gómez, dijo que “por el momento” desconoce de dicha reunión.

Los últimos dos días del año fueron de mucha tensión en el ámbito del servicio de transporte interurbano en toda la provincia.

Esta madrugada, fue detenido el delegado de la empresa María del Rosario y otro empleado de Sol Bus, por “no cumplir la orden judicial, asimismo por no dejar salir al servicio de emergencia”, explicó esta mañana el secretario Adjunto de la UTA, Adrián Lucero, en diálogo con elchorrillero.com.

En ese contexto, el dirigente dijo que hasta que no liberarán a los choferes presos, el paro podría continuar. Se trasladaron a la puerta de la Comisaría y otro grupo de manifestantes se quedaron en la sede de la empresa hasta que los empleados detenidos fueron liberados cerca de las 18.

Antes de que salieran de las celdas, integrantes de la CTA y ATE, quienes se plegaron a la protesta, presentaron un hábeas corpus para que “se libere de inmediato a ambos detenidos”.

El servicio de emergencia funcionó con normalidad durante toda la jornada, y “ahora se agregaron tres micros más”, informó la dueña de la empresa María del Rosario en diálogo con este medio.

En principio el reclamo de los choferes, era por el pago de las horas extras y los feriados. Luego se tornó en un corte de la Autopista de las Serranías Puntanas a la altura de Donovan en el ingreso a San Luis, debido a que la propietaria despidió a 23 trabajadores.

Gómez dijo al respecto que “todo fue una mentira, el feriado se paga como corresponde y las horas extras también”.
Ofrecieron a los empleados cesanteados una indemnización del 70%, respondiendo al artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo, que se aplica cuando las empresas no pueden afrontar los gastos en las remuneraciones.

Lucero, explicó que “en realidad esto no existe porque contrataron choferes nuevos, compraron colectivos, por lo que no se puede aplicar ese artículo”.

Rosa Gómez, señaló que “el vandalismo que hicieron no los vamos a perdonar”, y detalló: “Rompieron 47 cubiertas, 8 parabrisas y 19 ventanillas, y hay un chofer que tuvo que ser operado de un ojo”.

Ayer, pasado el mediodía, la Policía se presentó en la empresa, donde se manifestaban los choferes, con una orden de desalojo. El motivo era permitir que se cumpla el diagrama de emergencia, pero los trabajadores decidieron continuar con la medida de fuerza y no dejaron salir a los vehículos.

Por otro lado, la única compañía que brindó servicio con normalidad, fue Transpuntano, mientras que Travelsur de Villa Mercedes se plegó a la medida de fuerza en apoyo a los 23 empleados despedidos.

De no llegar a un acuerdo el lunes, “la medida de fuerza continuará”, informó el miembro de la Comisión Directiva del gremio, Dario Palacios.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR