X

El papa Francisco volvió a quejarse de los políticos argentinos que se sacan fotos con él para “usarlo”

Reiteró su malestar con las imágenes difundidas por dirigentes que lo van a visitar a Roma.

El Papa manifestó sentirse "utilizado". (Foto: AFP)
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 23/01/2017 16:45
PUBLICIDAD

El papa Francisco volvió a quejarse de los argentinos que viajan a Roma para sacarse una foto con él, con el objetivo de “usarlo” políticamente, pero reconoció que se trata de una situación que no puede modificar, publicó Clarín.

“Algunos me dicen nos tomamos una foto de recuerdo, y le prometo que va a ser para mí y no la voy a publicar. Y antes de salir por la puerta ya la han publicado”, con esa frase, el Sumo Pontífice reiteró una crítica que ya había hecho hace años y que, incluso, había derivado en la suspensión durante algunas semanas de la recepción de argentinos en San Pedro.

Es una queja constante, un lamento y, también, un efecto no querido de una decisión que siempre mantuvo -más allá de roles y status-, que es la de intervenir en términos políticos en su país. El Papa no está sólo preocupado por las cuestiones espirituales de cientos de millones de católicos alrededor del mundo y de las grandes problemáticas globales, sino que nunca se permite descuidar su pago chico y, sobre todo, de los dirigentes de toda laya que tratan de llevarse a casa algo de su carisma.

En la extensa entrevista que le dio al diario El País, de España, los periodistas Antonio Caño y Pablo Ordaz le preguntaron sobre si se sentía “utilizado” por “políticos de distintos partidos”. No sólo dijo que sí, sino que abundó con las mismas quejas que había planteado tiempo atrás.

El papa Francisco junto a Daniel Scioli.

“Si le hace feliz usarla el problema es suyo. Se disminuye la calidad de esa persona. El que usa tiene poca altura. Y qué voy a hacer. El problema es de él, no mío. Vienen muchos argentinos a la audiencia general. En Argentina siempre hubo mucho turismo, pero ahora pasar a una audiencia general del Papa es casi obligatorio”, recordó.

Aclaró que recibe “amigos” de los 76 años de vida que tuvo en la Argentina, como así también “mi familia, algunos sobrinos”.

“Pero, usado, sí; hay gente que me ha usado, ha usado fotos, como si yo hubiese dicho cosas y cuando me preguntan, siempre respondo: no es problema mío, no hice declaraciones, si lo dijo él, es problema de él. Pero no entro en el juego del uso. Allá él con su conciencia”, aseguró.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR