X

Golpe récord: se robaron casi 300 vacas que valen $6 millones

Fue en una estancia de Tierra del Fuego, donde se suman la incertidumbre y las hipótesis.

El robo de los animales se produjo en una estancia ubicada en la provincia de Tierra del Fuego.
Actualizada: 20/05/2017 22:08
PUBLICIDAD

El dueño de una estancia de Tierra del Fuego sufrió el robo de 297 vacas, un golpe inédito que le generó una pérdida de alrededor de $6 millones. El estanciero hizo la denuncia pero hasta ahora la Policía no encontró pistas.

Jorge Sevillano, el propietario de las 21.900 hectáreas que ocupa la estancia Pirinaica en el municipio de Tolhuin, comentó que empezó a notar el faltante de animales a fines de marzo, cuando se inició el arreo hacia los corrales del establecimiento desde los campos donde habían permanecido durante el verano, a unos 22 kilómetros de distancia.

“Acá los potreros pueden tener cuatro mil hectáreas, con mucho monte. A ese sector habíamos mandado 600 de las 900 madres que tenemos, y cuando las juntamos faltaban prácticamente la mitad. A eso hay que agregarle una cantidad de terneros nacidos recientemente que todavía no estaban contabilizados ni marcados. Puede ser que te falten cinco o diez animales, que pueden haber muerto o quedar empantanados, pero nunca semejante cantidad”, explicó según informó el diario Clarín.

La persona a cargo del puesto “La Estrella”, donde se había realizado la “veraneada”, le dijo al dueño “no haber visto ni escuchado nada raro”. Ante esto, el personal de la estancia se puso a recorrer los inmensos campos en busca del ganado que desapareció. Sin éxito.

“Primero ultimé la posibilidad de que estuviera adentro de mi ‘casa’. Recién después formalicé la denuncia, lo hice el sábado de la semana pasada”, señaló Sevillano. Y agregó que ante el caso, la Policía de Tolhuin armó la patrulla rural y convocó a un grupo de 10 personas de otras fuerzas. Iniciaron los rastreos el miércoles. “Hoy me junté con los que salieron a recorrer los campos lindantes y hasta ahora no encontraron nada”, puntualizó.

Sin embargo, el productor ganadero maneja una hipótesis: “Entraron a nuestros campos y se llevaron las vacas directamente en arreo. Pegadas a la estancia tenemos tierras fiscales que nadie controla”, afirmó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR