X

Un prostíbulo funcionaba a media cuadra de un puesto policial en Tilisarao

Así lo confirmó este lunes el fiscal federal Cristian Rachid en un contacto que mantuvo con la prensa. Fue dos días después de los allanamientos que realizó la Policía Federal y del rescate de una dominicana que era explotada sexualmente.

La investigación comenzó hace unos tres meses cuando recibieron la información de que funcionaba un prostíbulo., a media cuadra de un puesto de la Policía Caminera.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/06/2017 16:35
PUBLICIDAD

El fiscal contó que se trata de una mujer de unos 30 años, y que como estos casos lo exigen, está al resguardo de la Oficina de Rescate del ministerio de Justicia de la Nación. Ese organismo es el único que puede tener contacto con una presunta víctima de trata.

Rachid destacó que la mujer recibirá la asistencia necesaria ya sea para volver a su lugar de origen o permanecer en el país y regularizar su situación en migraciones.

La investigación comenzó hace unos tres meses cuando recibieron la información de que en una casa, ubicada a media cuadra de un puesto de la Policía Caminera funcionaba un prostíbulo. Se realizaron intervenciones telefónicas y las averiguaciones concluyeron en dos allanamientos simultáneos el sábado por la noche.

A pocos kilómetros de Tilisaro, la Policía allanó la casa donde funcionaba el supuesto prostíbulo encubierto. En el trámite de la investigación, se pudo corroborar que en el interior trabajaban sexualmente dos mujeres, pero al momento del operativo solo pudieron rescatar una: “Al parecer la otra presunta víctima se habría ido por sus propios medios”, confirmó el fiscal.

El otro allanamiento se realizó en una casa del centro de la capital puntana donde se logró la detención de dos personas oriundas de San Luis, entre ellas el propietario del prostíbulo.

Cuando este lunes llegue al juzgado el sumario elaborado por los policías federales, el fiscal comenzará a analizar las pruebas y la documentación secuestrada para poder definir las imputaciones a los detenidos.

La mujer estaba allí, en principio, bajo su consentimiento, pero según resaltó el fiscal, “eso no es obstáculo para que se configure el delito de trata o explotación sexual”.

Rachid confirmó la cercanía de la casa con el puesto policial, y en ese sentido confirmó que inició un relevamiento para conocer las circunstancias, las proximidades y las posibles vías de contacto.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR