X

Mary Suárez: “Las funcionarias de la secretaría de la Mujer son actrices que viven en otro planeta”

La concejal de La Toma, Mary Suárez, sostuvo que la brutal paliza que recibió Carla Pereira evidencia “la crisis que posee el Estado en asistencia a las víctimas”.

La concejal Mary Suárez (Compromiso Federal) cuestionó el accionar de la secretaría #Ni Una Menos.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/06/2017 01:13
PUBLICIDAD

La legisladora por Compromiso Federal cuestionó la gestión del organismo provincial. Dijo que “sólo se solidariza con algunos casos”.

La feroz golpiza que sufrió Carla Pereira, provocó el rechazo y la impotencia de los vecinos, quienes expusieron sus quejas ante “la falta de asistencia del Estado provincial”.

Suárez, manifestó sus críticas al ministerio del Gobierno provincial que se encarga de las problemáticas de género.

“Las funcionarias Ni Una Menos son actrices que viven en otro planeta”, indicó en diálogo con este medio. Los planteos de la dirigente tomense surgieron tras “la negativa de las autoridades de generar soluciones y prevenciones a los conflictos”.

Detalló que el caso de Pereira evidencia “la crisis que posee el Estado”, para asistir a las víctimas de violencia. “Consideró insuficiente el trabajo de la secretaría, ¿Dónde están los famosos refugios?”, sentenció retóricamente.

Además denunció que las damnificadas de la localidad “son resguardadas por los vecinos”, que se solidarizan prestando instalaciones de sus hogares como refugios; pero “el Estado se muestra ausente”.

“Hoy nos tocó nuevamente de cerca, con el lamentable episodio a nuestra Carlita”, dijo con un temblor en la voz que evidenció un nudo en su garganta. “Estamos desamparadas, necesitamos tener quién nos defienda como mujeres, madres y abuelas”, agregó.

Suárez explicó que integraba una red de violencia de género, que trabajaba para prevenir y asistir a las mujeres en situación de riesgo. En base a capacitaciones brindadas por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, accionaban diversos talleres y  actividades afines a las circunstancias.

Desde el grupo que conformaba, solicitaron ayuda al organismo provincial dados los reiterados hechos de violencia, y enviaron algunas críticas en torno a su función. Ese hecho “generó decisiones arbitrarias”, en las que cortaron la comunicación  y separaron a Suárez de su tarea.

“Esta clase de funcionarios que están calentitos y cómodos en su despacho no sirven para recorrer las calles”, expresó e inmediatamente agregó: “No les gusta que reclamemos lo que le corresponde a la gente”.

Desde su postura como concejal, observa con preocupación “el incremento de casos de violencia machista”. A partir del brutal asesinato de Lucía Zanón y Lorena Funes, “el pueblo está flagelado ante la falta de justicia”, especialmente con los últimos sucesos.

“Una menor fue golpeada días atrás y quedó gravemente herida. Hace poco vio en la televisión a su agresor cantando con su banda, mientras ella está luchando para salir adelante. ¿Qué le puedo decir a esa pobre mujer?”, dijo entre lágrimas.

“Las mujeres que nos embarcamos en esta lucha, tenemos que tener fortaleza para acompañar a las víctimas, más aún cuando los victimarios son más poderosos que uno”, agregó.

“Nos dejaron olvidadas y nosotros le avisamos”, expresó en torno a la secretaría de la Mujer. “Me va mal porque salgo a decirlo, pero no me importa, a lo único que le temo es a la Justicia divina”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR