X

La madre del niño encadenado: “No recibí ayuda social ni consejos sobre cómo cuidar a mi hijo”

María del Carmen García y José Antonio Torres fueron condenados a 12 años y antes de que los magistrados leyeran el veredicto, les dieron la oportunidad de decir sus últimas palabras.

Condenaron a 12 años de prisión a los padres.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/07/2017 00:23
PUBLICIDAD

Torres declaró, sobre las acusaciones que pesan en su contra, que “tal vez fue por mi ignorancia”, luego, evadió el tema específico del pequeño y detalló la difícil situación económica que atravesaba su familia. En un pasaje de los casi 5 minutos que duró su testimonio final, confesó que “pase hambre por mis hijos”. Además, comentó que le costaba encontrar trabajo porque “no sé leer ni escribir”.

Cuando fue detenido por primera vez, el 30 de julio del año pasado, se defendió ante los periodistas que le preguntaron mientras caminaba esposado: “No lo até, fue mi señora, no sé por qué lo hacía”.

María del Carmen García utilizó menos de 2 minutos para declarar, hoy, ante los jueces Fernando De Viana, Hugo Saá Petrino y Gustavo Miranda Folch, que la condenaron a ella y a su expareja a 12 años de prisión por “abandono de persona y privación ilegítima de la libertad”.

Comenzó alegando que “cuidé de mis hijos de la mejor manera posible”, pero sus palabras siguientes fueron tornando confusa su declaración. Enfatizó que no le prohíban ver a sus hijos “porque ya no tendría ganas de seguir viviendo”.

Posteriormente la mujer reconoció su delito y dijo “voy a cumplir, lo que hice está mal”, y se defendió “no recibí ayuda social, ni consejos, ninguna psicóloga me dijo cómo cuidar a mi hijo”. Anteriormente declaró que debía encadenar al pequeño, cuando iban a trabajar, en el trueque de avenida Lafinur, porque él no los quería acompañar y explicó que esto sólo sucedía los fines de semana.

En el momento en que fueron detenidos, la mujer no hizo declaraciones. En cambio, Torres, eligió culpar a García por todas las agresiones y maltratos que sufrió el niño de 8 años.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR