X

Santa Rosa: polémica ordenanza a favor de cargos “hereditarios”

La iniciativa surgió desde el PJ y fue avalada por mayoría en el Concejo Deliberante santarrosino y establecía que cuando un empleado municipal muera, su cargo sea ocupado por su esposa o hijos. La intendenta Norma Trigo vetó la ordenanza y la calificó como “demagógica.”

La iniciativa surgió desde el PJ y fue avalada por mayoría en el Concejo Deliberante santarrosino.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 18/08/2017 17:29
PUBLICIDAD

“Santa Rosa tiene 17 mil habitantes y 1600 empleados públicos. Es un Municipio que con 600 empleados se podría manejar completamente y de forma correcta y por eso mi postura fue vetar ésta ordenanza.” comentó Norma Trigo, Intendenta de Santa Rosa,  en diálogo en Radio Mitre Mendoza.

Trigo agregó “no estamos en condiciones de seguir pagando empleados públicos y seguir gastando gran parte del presupuesto en sueldos. Eso no nos permite avanzar en obras o cumplir con todos los requisitos que necesita Santa Rosa para funcionar como corresponde. Además esta ordenanza va en contra de lo que se está proponiendo en toda la provincia, de que el ingreso a la administración pública sea a través de concurso.”

Por el último, la jefa comunal dijo que “la ordenanza no es otra cosa distinta a la locura que siempre tuvo la oposición y se hizo de forma demagógica porque el 10% de la población del municipio, vive del empleo público.”

Por su parte, Marcial Ibarra, Concejal del PJ en Santa Rosa e impulsor de la ordenanza dio sus motivos en diálogo con Radio Mitre Mendoza. “Yo soy hijo de municipal y desde siempre sé que los intendentes que se vienen sucediendo se le daba la posibilidad a algún familiar directo de ingresar” y agregó que “la intención de la ordenanza es que el hijo o familiar del empleado fallecido, no ingresa en la misma categoría,  sino en una inicial respetando las condiciones de ingreso que se fijan en el sindicato y el Ejecutivo.”

Además Ibarra dijo que “la intención no es discriminar ni dejar de lado a nadie. Sencillamente es fortalecer a la familia del empleado municipal, que viene bastante maltratada. No hay otra intención y otro tinte. Si la situación para el empleado municipal fuera mejor indudablemente no estaríamos tratando esto.”

Por último, el concejal Marcial Ibarra dijo que “el empleado municipal está esperando que se le dé un sueldo como corresponde, que se le reconozca una asignación familiar distinta a la que está cobrando… por eso es importante traer la mesa y que haya conciliación entre el Ejecutivo y el Legislativo para normalizar.” y que “de ninguna manera están en contra de que los cargos sean concursados”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR