X

Un recorrido por la intimidad de la Fiesta de la Dulzura

Recetas, secretos culinarios y exquisiteces reposan sobre las mesas de los puestos. Chocolates, tortas, miel, alfajores, arrope de chañar, cerveza artesanal, salamines, jamón crudo y licores, son algunos de los productos que concentran las miradas de los visitantes a Villa de Merlo.

En la Fiesta Nacional de la Dulzura se reivindica lo artesanal y las tradiciones.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/08/2017 19:13
PUBLICIDAD

La nueva edición fue coincidente con un fin de semana largo y el Día del Niño, fueron muchos los turistas que acudieron a la villa con el tercer microclima del mundo para empaparse de su aire serrano y también saciarse de nuevos sabores.

El club San Martín sobre calle Juan Videla y Costa del Tren fue el lugar escogido para montar los stands, afuera del predio funcionó un escenario por donde desfilaron artistas folclóricos y tropicales; además de ballets.

28º Fiesta Nacional de la Dulzura en Merlo

En el ingreso, por uno de los pasillos a la derecha, una enorme cascada de chocolate derrite los ojos de niños que con un pinche en la mano buscan bañar su fruta o alfajor.

Hay para los amantes de lo dulce y lo salado, el paladar experimenta una explosión de sabores, se reivindica lo artesanal y las tradiciones.

En su mayoría, se trata de feriantes que apoyan el movimiento de economía social que va directamente del productor al consumidor.

El mejor dulce de leche del país 

Guillermo Balo de estancia La Camila en contacto con elchorrillero.com afirmó que son especialistas en dulce de leche y licor de dulce de leche al rhum, que es el característico sabor del bocadito cabsha.

Guillermo trajo a Merlo el mejor dulce de leche del país.

“Es la primera vez que participamos de esta fiesta, estamos muy contentos, somos una empresa familiar”, dijo y agregó que en 2016 en la Feria de Caminos y Sabores de Palermo un jurado de expertos eligió su dulce de leche como la máxima versión artesanal de la delicia argentina.

Su producto es elaborado con leche de raza Jersey que es la que se desarrolla en la zona, los estancieros provienen de Belén de Escobar, la capital de la flor.

Córdoba en versión chocolate 

“No podemos evitar que se note la tonada”, confiesa Teresa a cargo del stand “Mixtura Chocolates”, quien desde hace varios años participan de la tradicional fiesta.

¿Qué tiene el chocolate de ustedes que no tiene el resto?, le consultamos, con el humor clásico cordobés, Teresa responde: “No puedo revelar secretos”.

Amigas y socias, las une la pasión por la chocolatería artesanal.

Luego se explaya que se trata de una elaboración artesanal, no utilizan rellenos industriales ni conservantes.

“Hacemos producción para que salga enseguida, que sea fresca, lo nuestro nació a través de una amiga de la familia que tenía chocolatería en Bariloche, ella nos pasó todos los secretos y tips”, agregó.

 Tortas croatas con amor

“Lo nuestro no es un emprendimiento, somos descendientes de croatas y quisimos compartir los sabores de la familia”, describió al portal Lorena Paradzik.

En este puesto artesanal una “torta borracha” es la elegida por aquellos que no son tan amantes de lo dulce, se trata de un bizcochuelo humedecido en vinos de especies y licores y crema de leche.

Entre los manjares que ofrecen se puede degustar porciones de torta de menta y chocolate, de frutilla, un arrollado de pan de leche con nuez, miel, pasas de uvas y ron, torta moka croata, entre otros.

Manos croatas transmiten dulces recetas que traspasan generaciones.

“Todo tiene su toque secreto, por eso tenemos las recetas de mi abuela escritas en croata”, dijo Lorena señalando a la mesa donde se encontraban unos papeles ya amarillos por el paso del tiempo pero con letra aún legible.

La joven se mostró emocionada porque minutos antes una clienta aseguró haber comido diez años atrás las mismas “medialunitas” especiales “inventadas por su abuela”, Vanda Mikac, quien ya no está.

Esto prueba que aunque las manos no sean las mismas el sabor trasciende generaciones.

Nota y Fotos: Cecilia Sosa. Colaboración.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR