X

Camila Schaffer, la pequeña puntana campeona nacional

Con su primer lugar en la competencia nacional de gimnasia rítmica, logró un sueño que traía consigo desde sus comienzos en la disciplina. Ahora para ella los Juegos Olímpicos son el techo.

Camila logró el objetivo que tanto buscó: el primer lugar en un nacional.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/08/2017 21:20
PUBLICIDAD

La semana pasada en el City Bell de La Plata, Buenos Aires, se llevó a cabo el Nacional Federativo de gimnasia rítmica en el que se reúnen atletas de todas las provincias. Camila Schaffer, una promesa puntana de 11 años, se llevó todas las miradas en el torneo y consiguió el primer puesto en su categoría.

Camila, que representó a la escuela “Estilo Rítmica” en el Nivel C con la modalidad “manos libres”, comentó que en el momento de enterarse de su medalla dorada se sintió “muy emocionada” y que “pensaba que se habían olvidado de mí y que no me tuvieron en cuenta, pero cuando dijeron mi nombre no lo podía creer”.

La pequeña atleta bien sabe que la competencia no solo trata de buenos resultados sino que “no es pelear por un puesto en el podio porque en el viaje también nos divertimos. Me hice amigas de muchos lugares de Santa Fe, de Córdoba y de Buenos Aires”.

Su madre, Mariela Baigorria, fiel al orgullo maternal, se mostró feliz con el logro de su hija: “Cuando vimos que ganó me entusiasmé mucho y me puse muy contenta. Fue un gran esfuerzo ir a entrenar todos los días y todo lo que implica. Este logro nos pone felices”.

Camila, en su afán por competir y dedicarse a este deporte, cuando tiene un cumpleaños o se junta con sus amigas le dice a su madre que solo “va por un rato o directamente no se junta”, según comentó Baigorria.

Con su carisma y su talento conquistó a los jueces del certamen.

Su profesora, Ivanna Bechem, destacó su capacidad que demuestra en cada uno de los torneos en los que asiste: “Ella tiene una mente que supera a todos nosotros. Es muy centrada y concentrada, sabe jugar con los jueces y las miradas. Se pone nerviosa como todos pero no se le nota para nada”.

Por otra parte remarcó el nivel que viene sosteniendo durante sus cinco años en la disciplina: “Mantiene siempre la línea y evidentemente la ha mejorado. Me parece que habrá que pasar de nivel. Trabaja muy bien en los entrenamientos y en los torneos”.

“Parece que tiene años de experiencia. Ella sale a bailar y a romperla, se come la alfombra”, comentó.

En su próxima competencia, que se realizará en Chaco en Noviembre, Camila sostiene que “ahora me voy a esforzar más para el torneo que viene porque voy a hacer más cosas, voy a ir con soga, manos libres y aros”.

Este primer puesto reafirma su sueño de participar en una olimpiada. Con su esfuerzo y el apoyo de sus padres, solo será cuestión de tiempo ver a la pequeña joya puntana participando en el evento deportivo más grande de todos.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR