X

Video: el plan de Nicolás Rodríguez Saá para ganar las elecciones en octubre

Por pedido de Alberto Rodríguez Saá, el director de la Casa de San Luis en Buenos Aires desembarcó en la ciudad capital y se puso al frente de la campaña electoral en uno de los territorios más humildes.

Al conocer La Pedrera, Nicolás Rodríguez Saá dijo que es una de las “conquistas que debería llenar de orgullo al pueblo puntano”.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 23/08/2017 12:14
PUBLICIDAD

El joven abogado que además es candidato a diputado Nacional por Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, en la lista de la expresidenta Cristina Kirchner, se internó en los barrios del sector oeste donde se propone aplicar la fórmula que utilizó en el Conurbano bonaerense para las PASO.

El día después de la derrota de Adolfo Rodríguez Saá, arrancó el raid. El lunes 14 en un posteo le transmitió al gobernador que “ahora más que nunca con vos, Alberto tenés mi lealtad y militancia para siempre. Te ganaste mi respeto y mi admiración, un resultado no cambia todo lo que siento por vos”.

El paso siguiente fue conocer una de las “conquistas que debería llenar de orgullo al pueblo puntano”, tal como definió a La Pedrera. Después de esa escala, entró directamente en los barrios 1° de Mayo y 9 de Julio.

En su cuenta de facebook, compartió el 17 de agosto su presentación y cómo “colaborar en estos sesenta y cinco días” para que sus primos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá den vuelta los casi 20 puntos que les sacó de ventaja el Frente Avanzar y Cambiemos que lidera Claudio Poggi.

“Nicolás trabajó en el Conurbano, vino a ayudarnos y tiene mucho conocimiento de situaciones complejas. Él será una de las personas que andará por todos lados”. De ese modo un funcionario lo familiarizó ante el auditorio en el tinglado barrial del 1° de Mayo.

Rodeado de punteros y referentes vecinales contó el camino que deberán encarar en el trabajo post PASO que comenzó en el circuito 1004, donde la “diferencia fue menor” que en otros puntos. Pretende “entusiasmar a los demás barrios porque estamos defendiendo un modelo que hizo crecer a una provincia y que es orgullo en toda la Argentina”.

“Me cuentan los compañeros que hay una excelente gestión, técnicos y funcionarios todos nos sacamos el sombrero ante el modelo San Luis, pero está fallando la comunicación acá abajo”, dice en el video colgado en la red social. Cuestionó algunas de las estrategias elegidas para atraer al electorado en las PASO, como recorrer los hogares “dejando el voto” en lugar de “tomar mate y escuchar a la gente”. La arenga la remató con un “quizás le pifiamos”.

Nicolás Rodriguez Saá se muestra confiado mientras camina junto a Felipe Tomasevich los barrios de la zona oeste: “Estos sesenta y cinco días alcanzan y sobran para dar vuelta el resultado”.

“Tal vez no escuchamos a los vecinos o no nos tomamos unos mates o porque querían una luminaria en la canchita de futbol y no vino nadie a escucharlos y hacerlo. Entonces tenemos la capacidad de hacerlo”, observó en otro momento.

En ese sentido recordó que “acá tenemos los recursos del Estado y somos compañeros, entonces úsenme en el buen sentido, yo porto un apellido, que podría no portarlo, estoy orgulloso de ser Rodríguez Saá, pero me siento igual que todos”.

Parafraseando al senador Nacional, Adolfo Rodríguez Saá, minimizó la derrota de las primarias, asumiendo que “fue solo un amistoso y ganaron los visitantes, pero ahora viene el partido local”. De todos modos reconoció que “fue un resultado que nadie esperaba”.

Sin perder de vista el objetivo, por el que el gobernador lo invitó a San Luis, encauzó su discurso en el 22 de octubre: “Estos sesenta y cinco días alcanzan y sobran para dar vuelta el resultado”.

Con respecto al plan de 400 merenderos infantiles lanzado este martes, valoró que “es muy importante que vengan los padres” porque desde el Gobierno “no quieren romper la institución de la familia”.

Entiende que la presencia militante no debe limitarse a las jornadas en que se realicen actividades con los niños. “Los cuatro días restantes de la semana es fundamental escuchar a la gente en su casa y actuar de psicólogos”, convocó el dirigente que se mostró junto al ministro de Obras Públicas, Felipe Tomasevich y a un grupo de funcionarios (Anzulovich, Juárez y Bassi).

Antes de los aplausos finales repitió que ese posible revertir la caída y concluyó que “para mí sería mucho más cómodo decir que no y no hacerme cargo de este compromiso, pero les veo las caras a ustedes, entiendo cómo piensan ‘el Alberto y el Adolfo’ así que cuenten conmigo”.

Nicolás Rodríguez Saá se hizo tiempo para hacer un repaso por sus orígenes en Buenos Aires donde se graduó de abogado. “Estudié repartiendo empanadas en moto y me hice de abajo”, recordó y añadió: “Lo que me hizo crecer en la vida siempre fue la política”.​

La misión que le encomendaron no le impidió estar presente este martes en la movilización de la CGT en Buenos Aires.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR