X

El Gobierno busca que los sindicalistas muestren sus declaraciones patrimoniales

La medida apunta a los jefes de las obras sociales, que al asumir deben informar sobre sus bienes a la Superintendencia de Salud.

Foto TN
Tras la marcha de la CGT, el Gobierno se endurece con los gremios.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 28/08/2017 10:31
PUBLICIDAD

El Gobierno profundiza su posición de endurecimiento con los sindicatos, tras la movilización de la semana pasada de la CGT a Plaza de Mayo. Ya echó a dos funcionarios de organismos clave para estos sectores, refuerza medidas de control y transparencia y ahora analiza que los gremialistas hagan públicas sus declaraciones juradas de bienes.

La medida que estudia el Ejecutivo apunta a los patrimonios de los jefes de las obras sociales, que al asumir deben informar sobre sus bienes a la Superintendencia de Servicios de Salud. Ahora el Gobierno investigará si los directores y administradores de los organismos cumplen con esta exigencia y si se puede difundir esta información.

“Los que manejan recursos públicos de los trabajadores deberían presentar sus declaraciones juradas, algo que por ahora no está contemplado en la ley. El Estado tiene la información sobre los administradores de las obras sociales y en principio lo que se está estudiando es cómo hacerla pública”, le dijo a Clarín uno de los funcionarios que trabajan en este plan.

El endurecimiento del Gobierno en el control de los fondos de los sindicatos se concentra en las obras sociales, que manejan el grueso de la plata de los gremios (la Superintendencia de Servicios de Salud, que es la que les otorga fondos, tiene un presupuesto de $ 7.000 millones anuales).

Todas estas medidas se producen en respuesta a la protesta de la CGT, y que empezaron con el despido de Ezequiel Sabor -exviceministro de Trabajo- y Luis Scervino -exjefe de la SSS- dos hombres que tenían buenas relaciones con el jefe de Camioneros Hugo Moyano y de Obras Sanitarias José Luis Lingeri, entre otros.

El perfil de los nuevos funcionarios que designó Macri indica que habrá una relación más dura con los sindicatos. Sandro Taricco, nuevo Superintendente de Servicios de Salud, es un hombre de confianza no sólo del ministro de Trabajo Jorge Triaca sino también de la candidata a diputada de Cambiemos Graciela Ocaña.

Taricco ya había trabajado con Ocaña en el PAMI, en épocas en la que la actual legisladora porteña se enfrentó a Moyano y a otros sindicalistas por sus denuncias en la llamada “mafia de los medicamentos”. La designación de Taricco indica que habrá un mayor control a los fondos de las obras sociales. Entre otras funciones la SSS monitorea el giro de los pagos a la Administración de Programas Especiales.

Mientras que la elección de Horacio Pitrau como viceministro de Trabajo se traducirá en un avance en la transparencia de las elecciones sindicales, medida que el abogado ya había propuesto desde la dirección nacional de Asociaciones Sindicales. Pitrau había sugerido además que se cumpliera con el cupo femenino en los gremios, entre otras medidas.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR