X

Alberto y Adolfo R. Saá delinearon la campaña electoral del oficialismo

Los líderes de Compromiso Federal esbozaron ante la dirigencia y funcionarios algunos trazos que caracterizarán el tránsito hacia “la final” que se jugará el 22 de octubre.

Gentileza La Gaceta Digital
Alberto y Adolfo Rodríguez Saá se reunieron en la sede partidaria con la dirigencia de Compromiso Federal y de partidos aliados.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/08/2017 18:02
PUBLICIDAD

El congreso convocado con la idea de “dar un gran debate”, tras la derrota en las PASO a manos del Frente Avanzar y Cambiemos por San Luis que lidera Claudio Poggi, tuvo como oradores excluyentes a Adolfo y Alberto Rodríguez Saá.

La sede del PJ volvió a abrirse ayer, tras la noche del 13 de agosto en la que los máximos referentes del oficialismo provincial interpretaron que el “partido clasificatorio” lo había ganado el “equipo de los visitantes”.

El Gobierno llegó al cónclave con un gabinete remodelado para encarar los próximos dos meses de campaña y con planes ya en ejecución. De esa forma tomó nota de la histórica caída por casi 19 puntos en las primarias.

Con la estrategia en marcha, el gobernador salió a asumir todo el costo de haber sacrificado el  invicto de 34 años.

“Me hago cargo de haber perdido la elección. Yo. Les pido a todos que me señalen con el dedo. Haganmé ese favor, señálenme con el dedo. Yo la perdí. ¡Yo perdí la elección carajo!. ¡Ese dedo no vuelvan a levantarlo en contra de ningún otro compañero. La elección la perdí yo. ¿Está claro?. ¡Yo la perdí carajo!”, de esa forma Alberto Rodríguez Saá buscó concentrar toda la responsabilidad y dejar a salvo a su hermano que encabezó la lista de candidatos a senadores nacionales.

Las becas y las inscripciones en el plan de vivienda, forman parte de las medidas que se profundizarán. En esta instancia entran en escena los merenderos y la entrega de remedios de Laboratorios Puntanos.

Adolfo Rodríguez Saá, presidente del Consejo Provincial, transmitió, a un ansioso y conmovido auditorio, que necesita “escuchar a la gente y trabajar, esforzarnos para solucionar sus problemas”.

“Necesito reencontrarme con el pueblo de San Luis para que me vuelva a señalar el camino”, fue el pedido del cinco veces gobernador de San Luis.

Reconoció que “la de octubre será una elección dura, difícil pero si ganamos será una epopeya” y llamó a “trabajar, a luchar, a los que quieran sumarse”.

El expresidente de la Nación se reencontró con el grueso de la dirigencia luego de tomarse unos días de descanso en el exterior. El día después del inesperado batacazo opositor emprendió un “período de reflexión” que habría transcurrido en Estados Unidos.

Hubo mensajes que no requirieron de interpretación porque fueron directos y otros entre líneas. Dijo que “la epopeya” la darán “unidos”.

“El que quiera ser héroe en esta batalla, que venga el miércoles que le voy a dar instrucciones para que libremos la batalla. Para perder la elección somos suficientes, pero si ganamos la elección seremos héroes del peronismo”, notificó.

“Con mucha alegría vamos a ir por los barrios, por cada pueblo a escuchar a la gente, a reunirnos con los pobres, con los humildes, para escucharlos”, adelantó.

Comunicó que le pidió a su hermano Alberto que lo “acompañe” y fue tajante al cerrar: “Con él iniciamos este camino y daremos la batalla juntos. Terminen con pretender dividirnos”.

“¡Los candidatos les van a ir a servir la leche a los chicos en el merendero!”

El gobernador señaló que en la campaña electoral “el emblema será la acción social”.

Alberto Rodríguez Saá adjudicó la derrota del Frente Unidad Justicialista en las PASO a “la salud, la seguridad y la pobreza” y contó que la respuesta es “corregir errores”, “más policías en las calles” y la apertura de merenderos.

No eludió el pase de facturas al que se sometieron el Gobierno y el partido en todos los niveles en las últimas semanas. Mirando en un punto fijo, dijo: “Los traidores ya se fueron. Los ´pecho frío´ no están acá.  Ahora somos nosotros, estamos nosotros acá, juntos. ¡Que poquitos somos!. ¡Mejor!”.

De inmediato propuso sepultar “las acusaciones, las catarsis, los reproches” porque “quiero ganar la próxima elección”.

“Nosotros somos los que garantizamos la felicidad del pueblo”, sostuvo el gobernador que integró la lista oficialista como suplente.

Anticipó que ahora van a buscar “reencontrarse con los humildes, con los que tienen hambre”.

La vía para entrar contacto serán los merenderos que el Gobierno abrió la semana pasada. Según se conoció ya hay 400 abiertos en distintos puntos de la provincia.

“Cada candidato, cada dirigente tiene que abrir un merendero. Será un dirigente, un merendero.  Los dirigentes de las organizaciones peronistas, de las unidades básicas, a todos les pido que abran su corazón. Y podamos tener un dirigente, un merendero. Porque el que no abra su merendero quiere decir que no es dirigente”, dijo sin vueltas sobre la implementación del plan oficial que coordina María Angélica Torrontegui.

“¡Los candidatos les van a ir a servir la leche a los chicos en el merendero!. Los que quieran sumarse se tienen que anotar y les vamos a dar todo lo necesario. La leche chocolatada, los alfajores y también cereales. Será una acción netamente social”, continuó.

“Cada dirigente ahora ha sacado de la mochila su bastón del mariscal. El bastón del Gobierno de la Provincia, ha sacado el corazón de Eva Perón porque tenemos que solucionar el problema del hambre”, arengó más adelante.

El gobernador dio cuenta que se ocupará también de otro frente: la desocupación.

“Luego tenemos que solucionar el problema del trabajo. Hay que encontrarle la solución. Por eso les pido a los jóvenes, a los chicos que no se anotaron en las becas porque no se animaron o porque no creyeron o por el tema que fuere, que se anoten y les pido a nuestros dirigentes que los llaman para que se incorporen y obtengan su beca”, así aseguró que el programa gubernamental a cargo de la secretaria de la Juventud y candidata a senadora Nacional, Eugenia Catalfamo  seguirá abierto y jugando un rol decisivo.

“Ustedes tienen que ser facilitadores en todo el sentido de la palabra, para ayudarlos con cada uno de los problemas. Ahora hay que anotar a todos los que tengan problemas de vivienda para que puedan alcanzar su casa propia”, instruyó.

Sobre el final reveló que a “través de Laboratorios Puntanos, vamos a entregar los remedios nosotros de manera gratuita. Le vamos a dar todos los remedios a los humildes”.

“Si tenemos que perder, perderemos luchando, con las botas puestas. Y les digo a los candidatos que todos nosotros vamos a dar la vida por ellos para que puedan alcanzar el triunfo en octubre”, cerró.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR