X

Villa Larca: libertad para una mujer que mató por defenderse de un abuso

Zulema Silva estaba encarcelada preventivamente desde abril del año pasado por “homicidio simple”. Este jueves la Justicia resolvió que la acusada se defendió en un intento de abuso sexual.

Este jueves se conoció el veredicto del juicio en contra de la mujer.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/08/2017 23:17
PUBLICIDAD

La mujer, de 40 años, que nunca negó haber asesinado a Juan Alberto Mansilla, el 13 de abril del 2016, hoy quedó libre tras el juicio oral que la tuvo como acusada; y podrá volver a su casa en Villa Larca después de 16 meses en prisión.

Desde un primer momento, Silva argumentó que el hachazo que le propinó a Mansilla, en la yugular, se debió a que este intentó violarla mientras se encontraban tomando cervezas en la casa del hombre, ubicada en la calle El Caldén.

Cuando culminaron las presentaciones de los alegatos de ambas partes, el Tribunal  de la Excelentísima Cámara de Apelaciones de la 3º Circunscripción Judicial, compuesto por Luis Manuel Sosa, Sandra Piguillem y Juan Manuel Saá, emitió su veredicto: “Declarar no culpable a Zulema Silva, respecto de la autoría material del delito de homicidio simple por concurrir un estado de necesidad exculpante”.

Los magistrados se valieron del Artículo 34 Inciso 2 del Código Penal el cual estipula que no es un delito “obrar violentado por fuerza física irresistible o amenazas de sufrir un mal grave e inminente”.

Anteriormente, el fiscal de Cámara, Mario Néstor Zudaire había solicitado una condena de 10 años por considerar que la detenida tuvo la voluntad de asesinar al hombre y por ende se encuadró el hecho en un “homicidio simple”.

Por otro lado, los abogados defensores Orlando Villegas y Cándido Assat alegaron que su clienta debía ser exculpada ya que “hubo una agresión ilegítima grave, que fue repelida en forma legítima, proporcionadamente con un resultado no querido”.

También justificaron que no existió dolo por parte de la acusada, porque no fue al domicilio de Mansilla con la intención de terminar con su vida, sino que se defendió de un abuso sexual, agregaron que las pericias comprueban su hipótesis.

Silva había sido enviada al Servicio Penitenciario por el juez Jorge Pinto quien la procesó en forma preventivamente por “homicidio simple”.

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR