X

Masacró a su padre con un pico y un machete

El hecho sucedió en la localidad bonaerense de Benavídez, donde Carlos Alberto Ramos, de 63 años, fue asesinado por su hijo tras una violenta discusión. Al llegar al lugar, la policía identificó que el joven estaba bajo los efectos de sustancias alucinógenas.

El joven de 24 años, quien está acusado de haber masacrado a su padre, de 63, fue detenido.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 02/09/2017 14:18
PUBLICIDAD

Autoridades policiales lograron detener a un drogadicto, de 24 años, quien está acusado de haber masacrado a su padre, de 63, a quien agredió salvajemente a machetazos y a golpes con un pico en la cabeza, luego de una violenta discusión.

El tremendo asesinato se registró en la localidad bonaerense de Benavídez y el responsable del crimen luego resultó apresado en Tigre. Se estableció que el peligroso individuo atacó a su progenitor mientras se hallaba bajo los efectos de sustancias alucinógenas.

Los voceros de los tribunales de San Isidro revelaron que la infortunada víctima fue identificada como Carlos Alberto Ramos, de 63 años, informó el diario Crónica.

El macabro hallazgo que se produjo en el interior de una finca situada en Ituzaingó al 2700, entre Moreno y San Martín, en Benavídez, en el norte del conurbano provincial, donde los integrantes de la comisaría 4ª de Tigre y del Comando Patrulla (C.P.) del citado distrito localizaron el cuerpo sin vida del sexagenario, que yacía cubierto por una frazada.

Trascendió que Ramos presentaba lesiones cortantes aplicadas con un filoso machete (varias de ellas en los antebrazos) y también graves heridas en la región del cráneo -con pérdida de masa encefálica-, a raíz de haber sido golpeado en la cabeza con un pico utilizado en labores de albañilería.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hombre pasaba las noches en el escenario del ilícito, porque desarrollaba tareas en el lugar y los propietarios del inmueble le permitían descansar en la vivienda.

Gracias a una serie de testimonios, los pesquisas policiales de la Delegación Departamental de Investigaciones de Tigre y de la D.D.I. de San Isidro averiguaron que el autor del crimen había sido uno de los hijos de Ramos, que resultó ser un drogadicto de 24 años.

Por este motivo, las autoridades policiales comenzaron a barajar la hipótesis de que el muchacho y su familiar entablaron una violenta discusión cuando el brutal asesino se encontraba intoxicado.

Varios procedimientos

Con esos datos, los servidores públicos realizaron diferentes diligencias en la zona, hasta que detuvieron al muchacho en el cruce de Cazón e Italia, en Tigre, determinándose que todavía se hallaba drogado y que tenía tanto rasguños y lesiones en diversas partes del cuerpo.

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR