X

El ADN del herido por un puestero no es de Santiago Maldonado

Las muestras no coinciden con el joven desaparecido, según confirmó el Juzgado Federal de Esquel.

"El perfil genético no tiene coincidencia", según el Juzgado Federal de Esquel.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/09/2017 18:34
PUBLICIDAD

La Justicia informó que las manchas de sangre del joven herido por un puestero de Benetton, el 21 de julio, no coinciden con el ADN de Santiago Maldonado, quien está desaparecido desde hace más de un mes.

Según el Juzgado Federal de Esquel, “el perfil genético de la persona que habría sido herida el 21 de julio durante el ataque sufrido por Evaristo Jones en cercanías de Epuyen en la provincia del Chubut no tiene coincidencia con el perfil genético de un hijo biológico de Enrique Aníbal Maldonado y Stella Maris Peloso (es decir, Santiago Maldonado)”.

Además, la Justicia destacó que el Servicio de Huellas Digitales Genéticas está realizando “análisis y cotejos para determinar a quién corresponden las muestras recogidas en las camionetas de Gendarmería Nacional”, para determinar si en ellos se llevaron a Maldonado el 1° de agosto. Además, se explicó que también se está trabajando sobre las “tres prendas y la vivienda” donde el joven vivió en El Bolsón, señaló Todo Noticia.

El ataque al puestero

Evaristo Jones es el cuidador del puesto Los Retamos, del Grupo Benetton, que el 21 de julio ante un ataque de integrantes del Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) se defendió con un cuchillo e hirió a uno de los atacantes.

“El cuchillo tenía una hoja de 25 centímetros de largo ¿Sabés lo que te duele eso metido en la panza? Llorás de dolor. No creo que haya matado a nadie”, dijo en su momento Evaristo Jones. El ataque fue a las 2 de la mañana. El puestero sintió luces en la ventana y enseguida dos personas irrumpieron en su casa. “Se me abalanzaron encima. Yo intenté defenderme y pude haber lastimado a alguien, pero nunca una herida como para matar a otra persona”, aseguró.

Finalmente, lo redujeron con un revólver, lo desnudaron y lo ataron. Antes de irse le quemaron todas sus cosas.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR