X

Denuncian “traslados arbitrarios” de trabajadores de la salud pública en Merlo

La Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) sostuvo que se está en presencia de “acciones compulsivas ligadas directamente a cuestiones de política partidaria”

Graciela Corvalán en el Hospital de Merlo. Juan Ojeda; la diputada de Compromiso Federal, Mónica Fernández y la directora Isabel Flores observan atentos mientras la ministra toma nota. (Foto ANSL)
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/09/2017 10:55
PUBLICIDAD

Las medidas alcanzan hasta ahora a una médica, dos enfermeros y una kinesióloga.

La secretaria General de APTS, Ana Lía Trifiró, junto la tesorera, Nora Sánchez se presentaron ayer en el hospital para interiorizarse del problema. Durante una asamblea se expusieron los problemas.

La conducción consideró que se trata de “un atropello” de la ministra de Salud, Graciela Corvalán y el jefe de Medicina del Interior, Juan Pablo Ojeda, que genera “un nivel de incertidumbre y angustia en los empleados”.

“Los trabajadores no tienen sumarios administrativos y ningún tipo de sanción previa que justifiquen la medida”, advirtió Sánchez.

Según puntualizó, en algunos casos se trata de trabajadores dependientes de la zona de Merlo que fueron derivados a distancias lejanas de sus domicilios incumpliendo la Ley de Carrera Sanitaria, que plantea que el empleado debe vivir en el lugar donde trabaja.

“Estamos convencidos que estas acciones compulsivas están ligadas directamente a cuestiones de política partidaria”, señaló en declaraciones al programa Nada Secreto que conduce Mario Otero por Radio Universidad.

Ahora el gremio realizará una presentación ante el ministerio de Salud para solicitar que se dejen sin efecto las disposiciones. En caso que no haya respuesta, recurrirán a la Justicia “en defensa de los derechos de los trabajadores, profesionales y técnicos”.

“El personal trabaja con el temor de que en cualquier momento les toca a ellos. Mas cuando tienen una directora (en el Hospital) que les dice que si no les gusta, la puerta está abierta. Esto no va a cambiar el servicio en la salud, al contrario lo va a entorpecer, porque el clima institucional está cargado de mucha ansiedad y es difícil trabajar así”, concluyó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR