X

Provincia por provincia, cómo se distribuyen los polémicos ATN

El ministerio del Interior habló de los emblemáticos fondos que administra el Gobierno y dio precisiones sobre la distribución. Sostuvo que “son para los extremos financieros”.

Macri en su primera reunión con los gobernadores en diciembre de 2015.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/09/2017 01:43
PUBLICIDAD

En el caso de San Luis varios municipios obtuvieron recursos de la Nación, pero el Gobierno provincial se los retuvo. Potrero de los Funes al ser administrada por un intendente de Compromiso Federal logró que la gestión de Alberto Rodríguez Saá le libere los fondos. En cambio, Unión, La Punta, Santa Rosa, Villa del Carmen y Anchorena que están a cargo de jefes comunales del Frente Avanzar y Cambiemos por San Luis, no consiguen que la Provincia les transfiera el dinero remitido desde la Casa Rosada hace varios meses.

Rogelio Frigerio abordó el tema en una nota que el diario Clarín publicó ayer bajo el título “¿Reparto electoral? Provincia por provincia, cómo se distribuyen los polémicos ATN”.

Los Aportes del Tesoro Nacional, conocidos en la jerga como ATN, nacieron durante el epílogo gobierno de Raúl Alfonsín, a fines de los 80, en el marco de la discusión de la ley de coparticipación federal de impuestos. Y si bien la norma marca que deben distribuirse sólo para atender “situaciones de emergencia y desequilibrios financieros”, todos los gobiernos terminaron bastardeándolos de modo discrecional. Previsibles: para premiar aliados o castigar rivales, escribió el periodista Eduardo Paladini.

Con casi dos años de rodaje, el Gobierno de Mauricio Macri también acumula quejas opositoras por el manejo de esta abultada billetera. Sobre todo de municipios bonaerenses K, que acusan al ministerio del Interior, encargado del reparto, de favorecer a comunas de Cambiemos.

Los números oficiales a los que accedió Clarín parecieran avalar en una primera mirada el pateleo kirchnerista: de los 369 millones de pesos distribuidos en municipios bonaerenses entre el 1 de enero y el 31 de agosto de este año electoral, 296,5 millones fueron para jefes comunales de Cambiemos; y sólo 66,5 millones para el FPV, su principal rival.

“Los ATN son para la emergencia, para los extremos financieros o para los problemas climáticos, por ejemplo, para aquellos municipios que sufren inundaciones”, aclara de entrada a Clarín el ministro de Interior, Rogelio Frigerio. Este último punto, remarcan en Gobierno, es crucial para entender el desequilibrio: el interior bonaerense, con mayoría de intendentes oficialistas, es el que más sufre el descontrol de las lluvias.
Para ampliar su defensa, en Interior piden hacer un paneo nacional sobre los números. De los 3.082 millones que se repartieron en ATN entre enero y agosto, cerca de la mitad (1.554 millones) fue para municipios. Y de esa porción de la torta, los jefes comunales de Cambiemos recibieron “sólo” 579 millones, contra 590 millones del FPV-PJ y 385 millones de “otros” opositores.

A nivel provincial, ocurre algo parecido, según las planillas oficiales a las que accedió este diario. De los 1.527 millones que llegaron a los mandatarios del Interior, 766 millones fueron para Cambiemos, 291 millones para los del FPV-PJ y 470 millones para “otros” opositores.

Tanto preocupa al Gobierno mostrar que no hay disciplinamiento político con la caja, que armaron los cuadros que se adjuntan aquí. El global de los 3.082 millones entre enero y agosto, da una división de $ 1.345,4 millones para gobernaciones/municipios de Cambiemos vs. $ 1.736,8 millones para no oficialistas.

Agrega Frigerio: “Si acumulamos la distribución de los ATN en estos primeros 20 meses de gestión, hemos repartido menos ATN a los municipios de Cambiemos que a los municipios de la oposición”.

Pero más allá de estas particiones globales, cuando se hace el punteo provincia por provincia, algunos datos llaman la atención. Por ejemplo, hubo dos distritos que no recibieron un peso en 2017. En el primer caso, la Ciudad de Buenos Aires, suena lógico porque es la provincia más rica del país. Pero el otro que está en cero es Formosa, tierra peronista gobernada desde hace 22 años por Gildo Insfrán.

¿Por qué no recibió un peso de ATN este gobernador si es un distrito pobre?, consultó Clarín. “Porque no presentó ninguna de las dos condiciones previstas por la norma para recibirlos. Tuvo superávit en sus cuentas y no tuvo inundaciones”, justificaron en Gobierno, dejando al pasar un elogio por el manejo de la caja de uno de los caciques más cuestionados del país.

Frigerio saluda al radical Morales, gobernador de Jujuy, en un encuentro en la Rosada por el acuerdo federal minero, en junio. (Foto: Clarín)

Hasta aquí, la lectura oficial. Pero, para hacer una comparación nacional y verificar el posible impacto electoral del reparto, Clarín elaboró un ranking propio, provincia por provincia, para confirmar cuánta plata llegó este año a cada distrito por cada elector.

¿Los extremos? Abajo, obviamente, Ciudad y Formosa. Con 2,5 millones y 421 mil electores respectivamente, les mandaron nada. ¿Arriba? Dos provincias opositoras: Tierra del Fuego (1.346,73 pesos por elector), gobernada por la peronista y ex ultra K Rosana Bertone; y Santa Cruz (804,08 pesos por elector), de la cristinista furiosa Alicia Kirchner.

“Tierra del Fuego estaba quebrada, como Santa Cruz”, resumen en Interior. “Pero queda claro que no discriminamos”, se autoelogian. Son recordadas las visitas de Alicia Kirchner, a Casa de Gobierno, para rogarle unos pesos a Frigerio. La perseverancia surtió efecto.

En el ranking de reparto, luego sí aparece una provincia oficialista, de las cinco que domina Cambiemos: Jujuy. Al radical Gerardo Morales, que encaró una pelea emblemática para la Rosada contra la ultra K Milagro Sala, le enviaron más de 400 millones en ocho meses: 802,77 pesos por elector.

La polémica por los ATN se mantiene viva también por una pelea más grande entre provincias y Nación por los fondos coparticipables, sobre todo a partir del reclamo de María Eugenia Vidal por el Fondo del Conurbano.

Son unos 50.000 millones en juego que podrían descontarse (al menos una parte) de lo que llega hoy al resto de las gobernaciones. El mismo Frigerio, encargado de la relación con los mandatarios, fue uno de lo que operó para sumar oficialistas a uno de los últimos encuentros y desdibujar al sello del PJ como emblema del reclamo federal.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR