X

Entrega de tablets a coordinadores de merenderos en el PJ

El Gobierno pasó de los actos masivos a una “distribución personalizada” de los dispositivos. Ayer fue más allá y cruzó una línea: amplió el universo de beneficiarios al incluir a dirigentes y punteros que coordinan los centros habilitados tras las PASO.

Los coordinadores fueron convocados al Partido Justicialista para recibir las tablets.
por Daniel Miranda / San Luis
Actualizada: 16/09/2017 17:19
PUBLICIDAD

Los coordinadores fueron convocados al Partido Justicialista para recibir las tablets que forman parte de la política digital de la gestión de Alberto Rodríguez Saá. A lo largo del día, dirigentes y punteros hicieron una larga fila en la sede, ubicada en Avenida Héroes de Malvinas en la ciudad de San Luis.

“Nos llamaron para comunicarnos que debíamos presentarnos hoy (por ayer) en el partido. Nos dijeron que nos iban a entregar las tablets para trabajar con los chicos, además de conocer a la gente de los circuitos”, contó uno de los beneficiarios en declaraciones a elchorrillero.com en el momento que se retiraba.

El Plan “San Luis 3.0” que está bajo jurisdicción de la ministra de Ciencia y Teconología, Alicia Bañuelos, es un programa estrella del Gobierno.

“Vamos a entregarles tabletas a los jubilados, niños de 1º y 2º grado, maestros, directores de las escuelas públicas y privadas, personal de seguridad y personal de salud”, declaró el 6 de junio la funcionaria delimitando así quiénes serían  los destinatarios.

Hasta las PASO, la entrega se desarrollaba en actos que se realizaban en lugares públicos con la presencia de funcionarios, y, en la mayoría de los casos, de candidatos del Frente Unidad Justicialista.

Después del 13 agosto hubo un replanteo en función del resultado electoral. “Como casi todas las áreas nos vimos obligados a revisar las acciones. Con la entrega domiciliaria tenemos un motivo justificado para golpear la puerta y pedir el apoyo para Adolfo (Rodríguez Saá)”, aceptó un funcionario que hasta la derrota en las primarias confiaba en los actos multitudinarios.

Al retomarse esta semana el reparto se implementaron cambios. Voluntarios junto a coordinadores del ministerio de Ciencia y Tecnología van “casa por casa”.

El miércoles al hacer una evaluación, la ministra Bañuelos consideró que “fue un éxito y la semana próxima arrancamos en Villa Mercedes”.

A lo largo del día, dirigentes y punteros hicieron una larga fila en la sede.

Ese mismo día adelantó que convocarán a intendentes del interior para “organizar la distribución en los pueblos”.

Ayer el plan se politizó al direccionarse la entrega de los dispositivos a la sede partidaria donde fueron citados los coordinadores, que en su mayoría son dirigentes, punteros y candidatos del oficialismo.

La creación de los merenderos fue una de las primeras medidas que adoptó Rodríguez Saá tras la derrota en las PASO a manos del Frente Avanzar y Cambiemos San Luis.

El martes 22 de agosto, la ministra de Desarrollo Social, María Angélica Torrontegui dio a conocer la apertura de 400 centros de 30 chicos cada uno en toda la provincia. Los niños reciben una cajita de leche chocolatada, un alfajor y una barra de cereal.

” (Las tablets) también se usarán para controlarnos porque debemos mandar fotos de las familias y los chicos a una dirección que nos comunicarán”, reveló un dirigente.

En el anuncio incluyó a las “unidades básicas” como lugares de funcionamiento. Casi un mes después no hay información oficial sobre la cantidad definitiva, dirección, total de chicos y presupuesto asignado a los centros que financia el Estado.

Ahora los responsables de distribuir las raciones tienen tablets. Serán utilizadas para “volcar datos de los niños y sus familias”, contó un dirigente.

“También se usarán para controlarnos porque debemos mandar fotos de las familias a un correo electrónico que nos comunicarán”, reveló. Así certificarán la labor.

Otro coordinador en declaraciones a este medio no dejó dudas: “Son para trabajar en los merenderos, para que podamos tener un registro de todo lo que hacemos”.

De ese modo, el Gobierno atiende la necesidad que tiene para el 22 de octubre el Frente Unidad Justicialista.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR