X

Santiago Maldonado: un gendarme admitió haber disparado durante el operativo

Se trata de Dardo Zoilán, quien además dijo haber visto un “bulto” color negro o azul.

Desde el lunes, ya prestaron declaración 15 gendarmes que participaron del operativo.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/09/2017 18:27
PUBLICIDAD

Los gendarmes Emmanuel Echazú, Diego Ramos, Dardo Zoilán y Aníbal Cardozo ingresaron pasadas las 9 a los tribunales de Esquel, para prestar declaración testimonial ante el juez federal Guido Otranto en la causa en la que se investiga la desaparición de Santiago Maldonado. Allí también se encontraba la fiscal del caso, Silvina Ávila, y la abogada que representa a la familia de Maldonado, Verónica Heredia.

Aún no trascendió el contenido de la declaración de los agentes ante el juez, pero antes de esta presentación, habían dado su versión ante el Ministerio de Seguridad, como parte de una investigación interna. TN.com.ar accedió al documento completo de Dardo Zoilán, en el que da especificaciones sobre lo que ocurrió durante el operativo.

Allí consta, por ejemplo, que el gendarme admitió haber disparado a una distancia relativamente corta, que escuchó tiros “del otro lado” y reveló que él estaba armado con una escopeta con postas de goma “para no dejar que se acerquen los manifestantes”.

Al día siguiente del operativo de la Gendarmería en la comunidad mapuche Resistencia Cushamen, seis efectivos de la fuerza solicitaron licencia. Según el letrado de Gendarmería “fueron pautadas con anterioridad y eran los relevos normales previstos en la Gendarmería, porque la mayoría de los efectivos son del norte del país”.

Desde el lunes, ya prestaron declaración 15 gendarmes que participaron del operativo en cuestión. Ayer fue el turno de Cecilio Fernández, Lucio Buch, Andrés Ahumada y Martín Lozano. Los cuatro ingresaron a la comunidad mapuche Resistencia Cushamen el 1° de agosto, luego de haber desalojado un piquete en la ruta nacional 40. Este operativo es ahora el foco de las investigaciones en el marco de las dos causas que se tramitan en la Justicia Federal de Esquel: una de ellas por los pedidos de hábeas corpus y, la otra, bajo la carátula de “desaparición forzada”.

Todavía no brindó su testimonio Armando Robledo, el gendarme que admitió, en una investigación interna de la Gendarmería y según un informe del Ministerio de Seguridad de la Nación, haber agredido con una piedra a un manifestante que habría logrado cruzar el río Chubut.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR