X

Los problemas de erección pueden relacionarse con la hipertensión

La disfunción eréctil se presenta en 1 de cada 3 personas con esta enfermedad.

La disfunción eréctil tiene múltiples causas.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/09/2017 21:13
PUBLICIDAD

La disfunción eréctil, más conocida como impotencia, afecta sobre todo a los hombres mayores de 50 años, pero puede aparecer en cualquier franja de edad. Un factor de riesgo que se identificó que puede causar este problema sexual es la hipertensión.

La incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente que permita el desarrollo de una relación sexual satisfactoria tiene múltiples causas. Una de ellas es la hipertensión, que provoca un deterioro de las arterias del pene, y los fármacos que se toman contra ella también pueden resultar perjudiciales, advirtió el urólogo Manuel Fernández Arjona.

“Esta condición está presente en 1 de cada 3 hipertensos aproximadamente, y aumenta su prevalencia en relación a la edad y la severidad de la hipertensión arterial”, coincidió Alejandro De Cerchio, médico del Instituto de Cardiología de Corrientes y vocal de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA).

Según el especialista, esto se puede explicar por el daño vascular que provoca la hipertensión, que compromete con el tiempo el llenado de sangre de los cuerpos cavernosos, requisito imprescindible para lograr la erección. Otra de las causas más frecuentes de la impotencia es la arteriosclerosis, una enfermedad que genera placas de colesterol en las arterias y provoca obstrucciones y menor flujo de sangre.

“Como la hipertensión es uno de los factores de riesgo más importantes de la arteriosclerosis, es lógico que los hipertensos tengan más riesgo de presentar problemas de disfunción eréctil. Por otro lado, algunos fármacos para el tratamiento de la hipertensión (como betabloqueantes o drogas que actúan a nivel nervioso) se han asociado también con este problema”, señala Fernando Filippini, ex presidente de SAHA.

“Todos los pacientes que presenten factores de riesgo vasculares como la diabetes, el colesterol elevado, la hipertensión y en especial el consumo de tabaco agreden sistemáticamente a sus arterias”, sostuvo Flippini. “El mecanismo de la erección es un proceso activo de llenado de sangre del pene, con lo cual es fácil inferir que estas patologías, reconocidas como factores de riesgo de la arteriosclerosis, juegan un rol decisivo”, agregó.

La importancia del tratamiento precoz

El diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno ayudan sustancialmente a atenuar la impotencia o resolverla. Para empezar, si se tiene en cuenta que enfermedades como la diabetes o procesos de daño vascular son causas comunes para la disfunción eréctil hacer un cambio del estilo de vida puede ser fundamental. Dejar de fumar y consumir alcohol, reducir el consumo de sal, realizar actividad física aeróbica y perder peso son algunas de las cosas que se pueden hacer.

Actualmente, la mitad de los hombres con esta problemática no acuden a un especialista. De presentarse síntomas de disfunción eréctil, es clave consultar a un médico, ya que las chances de éxito del tratamiento aumentan cuanto antes se empiece. Además, tras ella se pueden ocultar otras enfermedades que requieren tratamiento.

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR