X

La Gendarmería confirmó que a Nisman lo mataron

El estudio de la Junta Interdisciplinaria fue avalado por la fuerza de seguridad y la querella. La defensa de Diego Lagomarsino firmó en disconformidad.

El estudio fue realizado por la Junta Interdisciplinaria compuesta por 28 peritos de Gendarmería y 4 de la querella.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 21/09/2017 12:00
PUBLICIDAD

El fiscal Alberto Nisman tenía restos de ketamina en su cuerpo. Este hallazgo fue clave para que los peritos oficiales de Gendarmería concluyeran -a diferencia de la hipótesis de la querella- que al fiscal que investigaba la causa AMIA lo mataron dos personas y no una. Los investigadores de la Junta Interdisciplinaria reconstruyeron en un video animado su teoría sobre la muerte, de acuerdo a las pruebas que recolectaron.

Como la ketamina es un anestésico que se utiliza para dormir, los peritos sostuvieron que fue imposible que Nisman tuviera control de su cuerpo y se disparara. La versión avalada por Gendarmería es que una persona sostuvo al fiscal por las axilas, mientras que otra le disparó. Tras el impacto, la que accionó el arma se fue del baño; mientras que la otra acomodó el cuerpo y puso la pistola debajo del hombro del exfuncionario judicial.

El estudio fue realizado por la Junta Interdisciplinaria compuesta por 28 peritos de Gendarmería y 4 de la querella, que firmaron la conclusión de la pericia. Por su parte, los especialistas de la defensa de Diego Lagomarsino lo hicieron en disconformidad.

Según el informe, el asesino que ejecutó el disparo detrás del fiscal mientras que estaba arrodillado. El balazo fue de abajo hacia arriba, de derecha a izquierda y cruzado por encima de la oreja. También, el análisis detalló que Alberto Nisman estaba en la posición en la que se lo encontró porque los asesinos lo acomodaron así para simular el “espasmo cadavérico” propio de los suicidios.

Por otro lado, los investigadores señalaron que la computadora y el teléfono celular fueron intervenidos a través de una falla en los discos rígidos. Esta maniobra se habría hecho para ocultar qué actividad tuvieron los aparatos la noche del crimen.

Alberto Nisman fue encontrado muerto en su departamento de las torres Le Parc, en Puerto Madero, el 18 de enero del 2015. Fue cuatro días después de que el fiscal que investigaba la causa AMIA denunciara a la entonces presidenta, Cristina Kirchner, por encubrir a Irán en el atentado a la mutual judía.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR