X

Aseguran que “almas en pena” atemorizan a los sanjuaninos

Vecinos de la capital experimentaron sucesos paranormales en una comisaría, un juzgado y el cementerio; incluso la Policía lleva juguetes a la tumba de un pequeño “para que no moleste”.

Las personas que frecuentan la comisaría, un juzgado y el cementerio San Miguel Rawson en San Juan, vivencian sucesos paranormales.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/09/2017 19:20
PUBLICIDAD

Las personas que frecuentan la comisaría de la Mujer, un juzgado y el cementerio San Miguel Rawson, vivenciaron situaciones inexplicables y lúgubres. Aseguran que son “asechados” por extrañas energías. La noticia fue publicada por Cadena 3 y replicada por diversos medios del interior.

Las ciencias paranormales prefieren no hablar de “fantasmas”, sino de “espíritus”. Sus apariciones suelen generar diversas reacciones que dependen del origen, es decir si son seres de luz u oscuridad; lo cierto es que los sanjuaninos percibieron los espectros y especulan con una explicación.

Suponen que se trataría del alma de “Jerónimo”, un menor que dejó este plano existencial hace algunos años, como consecuencia de una muerte violenta en el barrio Edilco, aunque no descartan otras identidades.

Los uniformados que trabajan en la dependencia policial de la zona, indicaron que “se siente un niño”; y parece que su actividad es tan intensa, que le llevan juguetes a su tumba para que “no moleste”.

A su vez, como si los seres se resignaran a una eternidad sin materia, los pasillos del juzgado son testigos de una mujer que por las noches “mueve los muebles”, en un instante implacable. Los empleados “sienten ruidos de pasos” y algunos aseguran que “les rosa la piel”.

Por su parte en el cementerio San Miguel Rawson, en medio del silencio ensordecedor, “se oyen voces” casi imperceptibles que provienen desde las puertas de los mausoleos.

Además “visualizan sombras que corren por los pasillos” y hasta un duende, causando una gota de hiel que viaja por cada rincón del cuerpo ante el fúnebre panorama.

Si bien constatar estas situaciones desde una perspectiva científica suele presentar un entramado complejo para los investigadores, quienes han experimentado las entidades, comprenden en la profundidad de sus conciencias que algo pasa y no pertenece a esta dimensión.

Los ruidos extraños, la sensación de ser observados aunque nadie esté alrededor, imágenes traslúcidas, son señales que los parapsicólogos interpretan como la presencia de espíritus.

El ser humano ha intentado esclarecer este tipo de misterios inmemorialmente. Desde la antigua Grecia, cuando concretaban rituales mágicos para contactar las almas, hasta el advenimiento del espiritismo, doctrina creada por el francés Allan Kardec; pero siempre quedan interrogantes, a los cuales no escapan los sanjuaninos: ¿Existen los fantasmas? ¿Quiénes son? ¿Qué buscan?

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR