X

Intervino en un conflicto de pareja y terminó brutalmente golpeado

Se trata de Luis Aguilar, un hombre de 59 años que fue agredido luego de separar a dos hombres que se peleaban por “conflictos sentimentales”. Ocurrió en un hotel de Concarán.

Gentileza de Amanda Aguilar
El hombre sufrió traumatismo de cráneo, se quebró la muñeca y puede perder su meñique.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 26/09/2017 15:19
PUBLICIDAD

La golpiza ocurrió durante la madrugada del lunes en una circunstancia particular donde, según informaron fuentes policiales, “un problema de pareja” culminó en un hecho brutal.

Esa noche, un chico y una chica de entre 22 y 25 años requirieron alojamiento. Para Aguilar, quien trabaja en el hotel, todo parecía desarrollarse con normalidad, pero al cabo de media hora comenzó el infierno.

En un momento sintió que el portón del local se abría, por lo que salió a verificar qué sucedía. En el camino, se cruzó con la joven que había ingresado minutos atrás, en medio de una crisis.

“Lo están golpeando”, le dijo la joven; por lo que el empleado se dirigió hasta la habitación. Allí se encontró con que un hombre estaba “ahorcando” al otro.

“Él interviene porque prácticamente lo estaba matando, pero en ese momento el chico al que le pegaban salió corriendo y el otro empujó a mi papá”, detalló en diálogo con elchorrillero.com la hija de la víctima, Amanda Aguilar.

Fuentes extraoficiales identificaron al agresor de apellido Ibáñez y al que ingresó con la mujer (quien finalmente pudo escapar) como Barrios.

Con el empujón, el empleado del hotel cayó al suelo y el agresor comenzó a golpearlo. Le propinó patadas, “le partió un televisor en la cabeza y le pegó con una pava eléctrica”, incluso fuentes policiales aseguraron que “lo agredió con una heladera”.

“Mi padre pedía por favor que no lo golpeara más”, puntualizó su hija en medio de la angustia.

Además, según explicó, los vecinos del hotel escucharon los gritos y llamaron a la Policía. Cuando el patrullero llegó “el golpeador se escapó por detrás del local”, mientras que el empleado fue derivada al Policlínico Regional San Luis.

“Entró en estado de shock, al principio no entendía mucho sobre lo que había pasado”, agregó la hija.

Según puntualizó, su padre tiene quebrada la muñeca, traumatismo de cráneo, hematomas por todo el cuerpo y hasta la posibilidad de perder el meñique.

“Hay que esperar algunas horas para ver los daños en su cabeza, porque los golpes que tuvo pueden provocar otras lesiones con el pasar del tiempo”, especificó sobre su salud.

La joven recordó que los dueños del hotel denunciaron el hecho, indicando que aportarán las filmaciones de las cámaras de seguridad.

“Me dijeron que en los videos se aprecia al chico que escapó escondiéndose, y cuando la violencia culminó, ingresó al hotel, buscó su campera y se fue”, aseguró.

Además adelantó que la familia recurrirá a la Justicia: “Vamos a iniciar una causa penal, mi papá podría haber muerto”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR