X

La Municipalidad confirmó que no detendrá la obra de adoquinado en avenida Illia

Tres funcionarios del gabinete del intendente Enrique Ponce dieron detalles hoy sobre cómo continuarán el proyecto, tras los cuestionamientos que formularon comerciantes y vecinos.

De izquierda a derecha: Esteban Pringles, Enrique Picco y Francisco Petrino.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 03/10/2017 20:45
PUBLICIDAD

El secretario de Gobierno, Francisco Petrino, sostuvo que la obra “es necesaria no sólo por la cuestión estética, sino que es funcional a las obras complementarias que se vienen realizando”.

El funcionario junto al secretario de Infraestructura, Enrique Picco y el secretario de Hacienda, Esteban Pringles ofrecieron una conferencia de prensa para explicar los próximos pasos que dará el municipio.

Los comerciantes expusieron ayer su malestar y desacuerdo en la comuna ante el reemplazo de la carpeta asfáltica por adoquines que ya licitó la gestión de Ponce, y que según dejaron en claro, no suspenderán.

Picco explicó que la obra, que tiene un plazo de 310 días, forma parte de un plan del municipio en un contexto de “reforma y refuncionalización” del microcentro puntano.

Sobre el procedimiento, expuso que los trabajos estarán divididos en dos partes: por un lado la realización de un desagüe pluvial desde la intersección de las calles San Martín y Junín que desembocará en Mitre “donde ya está ejecutada una cámara de captación”, y por el otro la “pavimentación intertrabada”.

Para transmitir tranquilidad a los vecinos, dijo que el adoquín que se utilizará será de “hormigón compactado”, similar al que se usó en la semipeatonalización de calle Colón, entre Junín y Pedernera (a la altura del Paseo del Padre), diferente del que se colocó frente al Correo Argentino.

Puntualizó que será “totalmente distinto en cuanto a la técnica de colocación, espesor y material”.

A su vez, las labores radicarán en dos etapas: primero se trabajará desde avenida Lafinur a calle Caseros, y luego continuarán hasta San Martín.

Ayer a la mañana estaba prevista una reunión entre Picco y un grupo de vecinos en el Hotel Aiello, pero el funcionario municipal no asistió. Por ese motivo comerciantes concurrieron al edificio municipal para reclamarle al intendente Ponce. Quien los recibió finalmente fue Petrino y les confirmó una reunión para este martes a las 18.

Al ser consultado sobre el motivo por el cual no asistió al encuentro, Picco explicó que tuvo que ver con “una decisión del Ejecutivo Municipal” porque el conflicto tomó conocimiento público.

También aclaró que intentaron comunicarse a través de llamados con tres dueños de locales para notificarles que no asistirían a la audiencia, pero “no fueron atendidos”.

Otra de las preocupaciones que tienen los comerciantes, es el pago del impuesto por mejoras en las veredas, que consideran podría aumentar a partir de la realización de la obra.

Al respecto y para aclarar la situación, Pringles señaló que desde la Municipalidad “no se está cobrando ningún tipo de contribución”.

Otra de las quejas expuestas radica en que “desde la Municipalidad no se les consultó para la realización de los trabajos”. Pero ante ello, Petrino confirmó que tanto la Cámara Hotelera como la de Comercio “tenían conocimiento porque habían sido avisados”.

“Independientemente de esto hubo una licitación pública, por eso alegar que desconocían el proceso me parece que no tiene mucho sentido”, agregó.

“Queremos darle tranquilidad a todos. La Municipalidad trabaja en forma conjunta y vamos a unificar esfuerzos para que esta avenida se convierta en las más linda de la ciudad. Esta obra no los va a perjudicar sino que embellecerá la capital sanluiseña”, finalizó el secretario de Gobierno.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR