X

La mujer que mató a sus hijos le dejó una nota a su ex: “Vas a pagar por cada gota de sangre”

Semanas atrás, la madre había superado una pericia psicológica y los especialistas dijeron que trataba bien a los chicos.

Nadia Fucilieri pretendió suicidarse cortándose los brazos y lastimándose la garganta.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/10/2017 16:10
PUBLICIDAD

Nadia Fucilieri había planificado el crimen de sus dos hijos, de 4 y 2 años. Así lo demostró una nota que encontraron los peritos, en los que la mujer responsabilizaba al padre de los nenes, de quien estaba separada desde enero, por el doble filicidio. “Hijo de puta ahora vas a sentir culpa… Vas a pagar por cada gota de sangre de tus hijos”.

Aunque nadie podía imaginar que pudiera terminar así, el conflicto que arrastraba la expareja no era algo nuevo. Ella había conseguido incluso que se le dictara a Aldo Martínez una orden de restricción por violencia de género. En su denuncia, la mujer aseguraba que él le había arrojado un vaso de gaseosa en la cara.

Frente a frente una vez más, hace unas semanas, Martínez y Fucilieri volvieron a reunirse para intentar llegar a un acuerdo. Él había iniciado juicio por un régimen de visitas para volver a ver a los chicos, ella le había iniciado otro por alimentos y, por recomendación de su abogada, no aceptó los 15 mil pesos que ofreció pagar su exmarido.

En la misma reunión, por pedido del juez de familia que llevaba adelante el conflicto, la mujer fue sometida a un examen psicológico. No solo lo superó airosa, sino que los especialistas señalaron que “trataba bien” a sus hijos.Ayer, sin dejar de llorar, el papá de las víctimas gritó: “Y ahora qué me dirán en la Justicia. Todo lo que intenté hacer no sirvió de nada porque nadie me escuchó”.

“Mi cliente está destruido porque no veía a sus hijitos desde enero y hoy se los entregaron así”, cuestionó en las últimas horas la abogada de Martínez, Silvia Furque. Mientras tanto Fucilieri todavía no pudo declarar. Permanece internada con custodia policial y atención psiquiátrica, ya que temen que vuelva a intentar quitarse la vida.

Todo fue planificado

La mujer se tomó el tiempo de escribir una carta para su exmarido. No había restos de sangre en el papel por lo que la redactó antes de cometer los crímenes. Después, fue hasta la habitación de sus hijos. A Marcelino, de 4 años, lo asesinó con dos cortes hechos con un bisturí mientras dormía.

Pía, la nena de 2, se despertó e intentó defenderse sin éxito del ataque de su mamá. Así se presume por las heridas defensivas que encontraron en su cuerpo y en el cuello. Nadia Fucilieri pretendió suicidarse cortándose los brazos y lastimándose la garganta con el mismo bisturí. La encontró sangrando una pariente, cuando como todos los días fue a buscar a los chicos para llevarlos al colegio.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR