X

Impugnaron la candidatura de Claudia Pinelli porque no tiene residencia en Nogolí

Después del fraudulento proceso electoral de 2015 fue nombrada interventora del municipio; ahora se postula por el Frente Unidad Justicialista.

Claudia Pinelli, es la candidata que propone el Frente Unidad Justicialista.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/10/2017 19:19
PUBLICIDAD

Un grupo de ciudadanos denunció ante la Justicia Electoral a Claudia Pinelli porque no cumple con el requisito constitucional de “tres años de residencia inmediata y efectiva en el municipio” que se exige para ser candidato a intendente. Expusieron que la funcionaria llegó al pueblo en diciembre de 2015 al ser nombrada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

“Estamos legitimados para hacer este planteo, en tanto como habitantes de Nogolí, solo nos vemos representados, por quien cumpla los requisitos para ser candidata en forma auténtica; en especial el de la residencia, lo que supone el conocimiento de la identidad, anhelos y necesidades de nuestro pueblo”, sostuvieron en la presentación.

Nogolí que registra una atípica vida institucional (elección de un intendente, tras un empate de candidatos, a través de un bolillero; fallecimiento de un intendente ahogado; un candidato autorizado para un interna, después fue inhabilitado por la propia Justicia para una general, etc), aparece otra vez en la vidriera.

Del pasado reciente se puede decir que en 2015, los candidatos de Compromiso Federal protagonizaron un escándalo a partir de las denuncias por fraude, de las cuáles no serían ajenos influyentes dirigentes del PJ.

En esas elecciones se disputó mucho más que la intendencia, se dirimió la interna departamental entre los hermanos (Alberto y Mabel) Leyes; y Amieva de un lado y Edgardo Ciccone y (el ahora detenido) Diego Lorenzetti del otro.

El PUL se adjudicó el triunfo por un amplio margen, pero después la Justicia Electoral proclamó al candidato perdedor del PJ. La noche del 25 de octubre la página oficial mostró el resultado oficial provisorio a favor de Héctor Cacace, pero del escrutinio definitivo surgió como ganador Amieva.

En esa parada le pasaron algunas facturas dentro del PJ a Lilia Novillo, que en ese momento tenía superpoderes como apoderada partidaria. “Los certificados que entregaron a la sede esa noche acreditaban que el ganador era Cacace. Cuando se armó el lío ´la Lila´ los pidió, pero la respuesta que le trajeron no era la que ella esperaba. Se lo quería comer al único que tenía la llave de la oficina donde estaban guardadas las actas”, contó a este medio un dirigente que fue testigo. Está el convencimiento de que “una mano” que respondía a intereses de mucho peso y contrarios a los de Novillo contribuyó a dejarla sin pruebas.

En esa pulseada la actual presidenta del Superior Tribunal de Justicia jugaba a favor del PUL, que meses antes la había apoyado en su frustrado intento por convertirse en candidata a intendente de la Capital.

Al final de cuentas, la Justicia que había proclamado a Amieva dio marchas atrás. Ante la acefalía Pinelli, integrante del Partido Es Posible, tomó las riendas de la comuna. Fue oficializada como candidata, pero ayer la impugnaron porque fijó residencia hace un año y cuatro meses en la calle Sarmiento s/n.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR