X

Un abuelo de un geriátrico de San Luis estaba perdido en Villa Mercedes

Lo encontraron en inmediaciones a la autopista de las Serranías Puntanas “perdido y asustado”. La Policía intervino y lo mantuvo en resguardo todo el fin de semana en la Comisaría 11ª.

Desde Villa Mercedes hicieron una publicación en las redes para dar con sus familiares.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/10/2017 12:18
PUBLICIDAD

El comisario Gabriel Molina, quien se encontraba de turno el pasado fin de semana en la ciudad de Villa Mercedes, fue el primero en publicar la información en facebook para dar con algún familiar de Jorge Gustavo Boroci, de 66 años.

En comunicación con elchorrillero.com, Molina confirmó que un llamado alertó a la Policía sobre la presencia de una persona “en estado de abandono” en inmediaciones a la Autopista de las Serranías Puntanas. Por ese motivo, personal de la Comisaría 11º intervino y dio resguardo al hombre que llevaba varios días perdido.

Los policías iniciaron una investigación a partir de la poca información que podía recordar el hombre sobre su lugar de residencia. “Dijo que vivía en un geriátrico de San Luis y que posiblemente estaba cerca de la Comisaría 2º. Presentaba algunos problemas de memoria”, relató Molina.

Así se inició el intercambio de llamadas telefónicas desde Villa Mercedes con los policías de la seccional de San Luis para tratar de dar con el geriátrico que daba asilo a Boroci.

El pedido que hicieron por facebook los policías.

Los datos que ofreció el abuelo fueron guiando a los policías al destino exacto. “Confirmamos que vivía en el geriátrico El Milagro que se encuentra sobre La Pampa, frente al Parque de las Naciones”, aseguraron a este medio desde la Dependencia que prestó colaboración en las averiguaciones.

Además pudieron determinar a partir de los dichos de los encargados de la casa, “que es un lugar que les permite salir a los abuelos a hacer sus cosas”.

Lo que llamó la atención a los servidores públicos es que después de varios días sin noticias del abuelo, las personas que lo tenían a cargo no habían efectuado ninguna solicitud de paradero para que lo buscaran, y tampoco ningún familiar. “Ojalá esto sirva para que exista un mayor control sobre estos lugares”, opinó Molina.

El abuelo fue restituido a su lugar recién el lunes por la tarde cuando pudieron confirmar todos los datos.

El Milagro fue el año pasado uno de los geriátricos denunciados por la Municipalidad de San Luis por presentar irregularidades en cuanto a documentación y cuestiones de seguridad.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR