X

¿Tarifazo en San Luis?: aseguran que la suba de las tasas será del 87%

Francisco Guiñazú advirtió que el aumento no es del 40% como anunció la gestión de Enrique Ponce. Sostuvo que el incremento real es mucho mayor y lo consideró “un disparate contra la sensibilidad humana”.

Un concejal asegura que el aumento de las tasas municipales no es del 40%, sino del 87%
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/10/2017 20:28
PUBLICIDAD

El secretario de Hacienda, Esteban Pringles al dar a conocer detalles del proyecto de la tarifaria 2018 en una conferencia de prensa, aseguró que la suba de la Unidad Monetaria Municipal (UMM) en 0,60 centavos respecto al valor actual, es decir que pasará a costar $2,10, lo que representa un 40%.

Sin embargo, el concejal de Cambiemos destacó que el funcionario “no informa que aumentó la cantidad de UMM”, lo cual llevaría a las tasas a un aumento “básico” del 87%.

El legislador indicó que tras analizar el documento que toma estado legislativo este jueves, percibió que la actualización es “desorbitante”, en realidad duplica la cifra comunicada por el Gobierno municipal.

“El canon fijo de UMM por agua era de 60 unidades a $1,5, pero ahora pasaría a 80 UMM a $2,10. Si tenés medidor y consumís más de 25 metros cúbicos, el aumento es del 106%”, aseguró.

Para Guiñazú es “verdaderamente preocupante”, ya que no se condice con la capacidad contributiva del vecino, ni con la realidad del país. “En ningún lado dice que vamos a tener desvalorización monetaria o inflación en estos valores que se plantean”, cuestionó.

“Espero que no se apruebe. Es un disparate que atenta contra la sensibilidad humana”, sostuvo Guiñazú.

Observó que se van a gravar actividades que antes no lo estaban, como por ejemplo:

/.-  A los contribuyentes que realicen actividades de tarjetas de compra y/o crédito y comunicaciones telefónicas (ver art. 8 inc. F y 5 inc. B del proyecto aludido).

/.- A las empresas dedicadas a servicios relacionados con la electrónica y las comunicaciones  y/o servicio de proveedores de acceso a internet por cada abonado (art. 11 inc. e).

“Todos instan a la bancarización, pero las personas que trabajan con tarjeta de crédito tendrán que pagar un mínimo de 12 mil UMM ¿Quién abonará eso? ¿Va a derivar al cliente?”, se preguntó.

En la misma línea, incorporará a las empresas de comunicación y servicios electrónicos. Para desentrañar el aumento, lo ejemplificó con las compañías de cable: “Supongamos que tienen un piso mensual de 15 mil clientes, abonará una UMM por cada abonado, eso multiplicado por $2,10 da un resultado exorbitante que terminará pagando el usuario”, lamentó.

La advertencia también se aplica al gas, que en la actualidad tiene un costo mínimo de 0,3 UMM por usuario. La  “transformaron en 30”. “En ese caso es un 10 mil %, es realmente monstruoso”, aseveró.

Para Guiñazú estas disposiciones tocan “los derechos humanos fundamentales”, y obligará a los contribuyentes a “inscribirse en moratorias”. “Al final el que paga, pagará más”, cuestionó.

Por otra parte, lamentó la posición de la Cámara de Comercio por “no decir nada”. “No sé si estará encolumnada detrás de Ponce, pero me parece sorprendente que no mencionen nada, lo vinculado a las tarjetas impactará fuertemente al comercio, antes pagaban 210 UMM y ahora serán 310, ahí el incremento llega hasta el 106%”, aseguró.

“Esto es una locura, de por sí un 40% es mucho, pero el 87% es terrible. Va a impactar en la gente y lo que más me irrita es que se llenan la boca hablando de justicia social y el Movimiento Nacional y Popular, pero a la hora de los temas importantes, se olvidan”, puntualizó.

Por otra parte, añadió que la iniciativa está firmada por Luis “Piri” Macagno, y que no es una facultad del presidente del Concejo Deliberante. “Eso es ilegal, porque quien tiene el deber de hacerlo es el intendente, lo que sucede es que Ponce no quiere pagar el costo político del tarifazo”, resaltó.

Guiñazú estima “que la fuerza de la gente puede frenar el proyecto”, ya que los candidatos “no se acercan al concejo para interiorizarse de las cosas que suceden”.

“En definitiva esto les va a tocar a los que resulten electos en octubre, si se aprueba va a ser una realidad concreta a partir del primero de enero”, sentenció y adelantó que votará en contra.

“Espero que no se apruebe. Es un disparate que atenta contra la sensibilidad humana”, concluyó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR