X

La golpeó brutalmente, la acusó de “alterada” y la dejó tirada en la calle

Se trata de Melany Gutiérrez, quien sufrió una terrible paliza que la hirió en el rostro y la cabeza. Aseguró que tras denunciar lo sucedido, la familia del agresor la amenaza: “Te vamos a hacer cag…”.

Después de la golpiza, el acusado se comunicó con la víctima y le dijo que "no recuerda nada de lo que hizo".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/10/2017 16:38
PUBLICIDAD

El sábado a la mañana, la joven de 18 años se encontraba con su actual expareja (21), en la casa de un amigo en común cerca de la tercera rotonda; cuando el infierno comenzó a atormentarla. Patadas, golpes de puño y el miedo impuesto en la palabra, le provocaron un instante “terrible”.

Según comentó la víctima en diálogo con elchorrillero.com, por razones que no comprende, le dio una paliza dentro de su vehículo.

“Estábamos en el auto y de pronto empezó a pegarme en la cabeza, los ojos y la nariz. Cada golpe me dolió muchísimo, sobre todo las piñas”, recordó angustiada.

Gutiérrez recordó que el agresor le dijo que “todo fue un impulso”.

Después de varias heridas, el hombre depuso su actitud ya que la madre de su amigo salió para ver qué sucedía: “Está re alterada, por favor hable con ella”, le dijo el agresor victimizándose a la mujer.

En ese momento Gutiérrez salió corriendo, escapando del tormento “toda ensangrentada, con la ropa manchada y llorando desconsoladamente”, pero a los pocos metros, él la fue a buscar.

“Con lágrimas me juró que no volvería a hacerlo, yo accedí a hablar y luego me pateó la cabeza”, aseguró. Incluso la “dejó tirada en el piso, subió al auto y se fue”.

La víctima mencionó que cada golpe le “dolió muchísimo”.

En esos minutos la víctima sólo pensaba en ser auxiliada y una mujer que se encontraba en una parada de colectivo cercana, llamó a emergencias, al verla tendida en el suelo.

Según consignó, “llegó primero la Policía y 30 minutos después la ambulancia”.

La joven manifestó que “no es la primera vez que la agrede” y que en otras oportunidades “fueron empujones o tirones del cabello”. “Tuve mucho miedo, es muy violento”, añadió.

Gutiérrez puntualizó que hizo la denuncia, acompañada por su abuela, en la Comisaría 7º pero “no fue contenida por los efectivos”. “No hicieron nada”, aseveró.

La familia del agresor amenazó a la víctima.

Ahora la secretaría de la Mujer le asignará un letrado que seguirá el caso, pero ella tiene miedo porque la familia del agresor la amenaza: “Su madre y su hermana dicen que nos van a hacer cag…, a mí y a mi mamá”.

Tras la golpiza, el acusado se comunicó con la víctima a través de las redes sociales y le manifestó que “fue un momento de impulso y que no se acuerda nada de lo que hizo”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR