X

Julio De Vido se negó a declarar y quedó detenido en el Hospital Penitenciario de Ezeiza

El exministro está procesado por “defraudación a la administración pública y administración fraudulenta”.

Foto: Clarín
Julio De Vido en los Tribunales de Comodoro Py.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 25/10/2017 19:51
PUBLICIDAD

Se buscó evitar todo el tiempo su foto con esposas, chaleco antibala y caso. A las 19 Julio De Vido fue trasladado al Hospital Penitenciario de Ezeiza, donde quedó detenido, tras negarse a declarar frente al juez Luis Rodríguez.

Antes de salir de Comodoro Py habló por unos pocos minutos, y se quejó del dispositivo de seguridad que lo esperaba “antes del desafuero afuera de mi casa” y también en los Tribunales. Responsabilizó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y al presidente Mauricio Macri de los “escraches ordenados”, por la funcionaria.

Previo a su salida de Comodoro Py, se montó un fuerte dispositivo de seguridad donde el principal objetivo de la defensa fue evitar una fotografía del ex ministro detenido.Después de perder los fueros después de las 14, y tras su entrega en los tribunales de Retiro, su detención se oficializó en el juzgado del juez Rodríguez.

Rodeado por escudos de los agentes del Servicio Penitenciario Federal, a las 19 el ex ministro más poderoso de los Kirchner, fue trasladado al Hospital del Penal de Ezeiza, según publicó Clarín.

Durante la indagatoria se mostró tranquilo y sereno, y en ningún momento se dirigió en tono hostil al juez quien pidió su desafuero y detención e l 16 de octubre.

En el cuarto piso, acompañado por sus abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, al ex funcionario K se le leyó frente al juez Rodríguez y al fiscal Carlos Stornelli toda la imputación de la causa por malversación de fondos por 26 mil millones de pesos y un desvío de 265 millones de pesos.

Cuando fue consultado sobre si iba a declarar o responder preguntas se negó, pese a que el lunes había solicitado declarar de manera espontanea y presentó un escrito de 61 páginas que fue lo que ratificó hoy delante del juez. Sin embargo, pidió hacer una breve exposición.

“Todos sabían que no estaba en mi casa”, indicó De Vido y en ese momento se quejó del dispositivo de las fuerzas federales afuera de su departamento de la calle Libertador al 2200. Así, se refirió a los “escraches ordenados por la ministra (Patricia) Bullrich por orden del presidente Mauricio Macri”, según pudo reconstruir Clarín con fuentes judiciales.

En este mismo sentido, desligó de toda responsabilidad “a las fuerzas de seguridad” y consignó que “no es la Gendarmería, son las órdenes que les mandaron a hacer”.

El exministro, a quien hoy le quitaron los fueros, planteó ante el juez Rodríguez que es insulino dependiente y por tal motivo, se decidió que pase los primeros dos días de detención en el Hospital de Ezeiza, ya que se le realizarán diversos estudiospara determinar su estado de salud y “evaluar su derivación a donde corresponda”.

De Vido sufre de diabetes hace varios años pero en el último tiempo su enfermedad se agravó.

Maximiliano Rusconi, su abogado defensor, al finalizar la indagatoria calificó hoy como un “caso paradigmático de violación del estado de derecho” al desafuero y posterior detención del ex funcionario kirchnerista, al que consideró como víctima de “una decisión política”.

“Se trata de una profecía autocumplida. Es un escándalo”, refirió el letrado, quien explicó que el desafuero al ex ministro rompió “toda regla” porque es siempre es “aplicable después de (existir) una condena”. “Esto es un desastre. Esta mal”, concluyó el abogado en las puertas de los tribunales.

El diputado también tiene ordenada la prisión preventiva en la causa en la que fue procesado por el juez Claudio Bonadio, por “defraudación a la administración pública y administración fraudulenta” por la compra de buques con gas natural licuado.

El desembolso del Estado fue de 15,3 mil millones de dólares con un sobreprecio de más de 6.900 millones de dólares entre los años 2008 y 2015. El embargo trabado fue de $ 1.000 millones para cada uno.

De su procesamiento, embargo y prisión preventivo en esta causa, De Vido se notificó personalmente en el despacho del magistrado apenas llegó al cuarto piso de Comodoro Py. Después se dirigió -unos metros más adelante-, a la oficina de Rodríguez.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR