X

Tras las elecciones el Gobierno cerró las inscripciones a los planes sociales

Con el 55% de los votos asegurado, se terminó la posibilidad de ingresar a los programas oficiales que habilitó la gestión de Rodríguez Saá tras perder en las PASO.

Desde esta semana no se puede acceder a los planes sociales.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/10/2017 15:57
PUBLICIDAD

“Plan Solidario inscripciones cerradas”, “merenderos inscripciones cerradas”, rezan los carteles que se exhiben en el ingreso a la ex Colonia Hogar. Hasta el 22 de octubre se atendió en forma ininterrumpida y el ingreso al Estado no reconoció límites.

Apenas se cerraron las urnas que le dieron la segunda reelección a Adolfo Rodríguez Saá como senador Nacional, el Gobierno cerró el grifo: ahora no se puede acceder a ninguno de los planes sociales que subsidia la gestión de Alberto Rodríguez Saá.

Las elecciones serán recordadas porque Rodríguez Saá logró contrarrestar una derrota en tan sólo 70 días a fuerza de la fenomenal presencia del Estado.

Entre las PASO y las generales ingresaron miles de beneficiaros que en gran medida todavía no tiene una función asignada.

Los carteles se repiten en el ingreso a la ex Colonia Hogar.

Lo cierto es que por la sede del ministerio de Desarrollo Social, a cargo de María Angélica Torrontegui, esta semana desfilaron cientos de ciudadanos con la fotocopia del DNI. No tuvieron la misma suerte que quienes concurrieron hasta el mismo 22 de octubre.

La “aplanadora electoral”, tal como se autodefine el oficialismo, tuvo justamente en el “gasto social” el sustento para remontar el resultado y sumar, entre una elección y otra, cerca de 60 mil votos.

Los merenderos fueron clave para alcanzar el triunfo, según reconoció el mismo gobernador la noche del domingo en la sede del PJ. Les ofrendó la victoria y celebró el “nacimiento de cinco mil nuevos dirigentes”.

A los planes de Inclusión y “Soñamos Junto a Vos”, también está vedada la chance de entrar.

Esta semana decenas de personas que concurrieron a las sucursales del Banco Supervielle se volvieron con las manos vacías. Se les había prometido que iban a cobrar después del 22, pero ante la consulta encontraron como respuesta: “Lamentablemente no figura en el sistema”.

Los carteles anticipan que no hay más posibilidades.

Este medio pidió en los últimos días a la entidad financiera, en su condición de agente financiero, y al ministerio de Hacienda la cantidad de beneficiaros, pero en los dos casos se negaron a proporcionar la información.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR