X

Cobran beneficiarios de planes sociales

Esta mañana cientos de personas concurrieron a las sucursales del Banco Supervielle para percibir la remuneración.

Los beneficiarios recibieron su remuneración.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/10/2017 21:34
PUBLICIDAD

Se trata de los inscriptos en los programas de becas “Soñando Junto a vos”, “22 AG” y “Ayuda económica”.

En las sucursales de las calles Junín y Colón, las filas se extendían más de una cuadra este martes.

En la sede central ubicada sobre la peatonal cobraron los beneficiarios del plan “22 AG”, que son los encargados de los merenderos. Lleva esa denominación por la fecha en la quedó creado el proyecto: 22 de agosto.

Los beneficiarios también fueron jóvenes y adolescentes.

También allí les pagaron a los adolescentes y jóvenes que perciben la ayuda social de $2500.

En varias oportunidades empleados de la entidad bancaria recorrieron las filas para responder las inquietudes.

Las sedes de Junín y Colón fueron asignadas para los beneficiaros de “Soñando Junto a Vos”, quienes perciben una beca de $7500. Estuvieron distribuidos de acuerdo a su terminación de DNI.

Si bien desde el Banco les anticiparon que a partir de las 14:30 iban a empezar a atenderlos, las filas comenzaron a formarse desde temprano.

Un joven, colaborador de un merendero, se inscribió el mes pasado y esta es la segunda vez que percibe la remuneración. “Empecé con un amigo y ahora venimos a cobrar”, le contó a elchorrillero.com.

La fila para el cobro se extendió más de una cuadra.

Ramona Benítez, acompañó a su hija que recibe una ayuda social para finalizar sus estudios. “Ella está terminando el colegio. Se inscribió semanas atrás y es la primera que va a cobrar”, aseguró.

Ramiro Coldussi afirmó por su parte que la beca estudiantil le “sirve para la compra de útiles y los gastos personales”.

Alan Zavala, otro ayudante de un merendero situado en el barrio Eva Perón, también fue hasta el banco y cobró $2500. “Yo ayudo a una señora a cuidar los chicos”, indicó cuando fue consultado por este medio.

En algunos casos aseguraron además que les había prometido un “monto mayor” pero “no hay nada concreto”.

Juan Pizarro, mientras aguardaba sobre calle Junín que llegara su turno contó que su proyecto consiste en dar clases de tango en el Club EFI.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR