X

La Cámara de Comercio de Villa Mercedes a favor de la eliminación de los Ingresos Brutos

Sostiene que de concretarse una disminución en los impuestos ayudaría a las pymes y podrían bajar los precios. Consideraron que si la provincia no accede a una reducción podría “restar competitividad”.

El dirigente cree oportuno concretar una negociación entre la Nación y los gobiernos provinciales en la reducción de los Ingresos Brutos.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/11/2017 21:57
PUBLICIDAD

El presidente de la Cámara de Comercio de Villa Mercedes, Walter Mastellone dijo que el sector está de acuerdo con la reducción de los Ingresos Brutos, uno de los aspectos que abarca la reforma tributaria impulsada por el presidente Mauricio Macri.

La posición se fundamenta en que los privados necesitan “con urgencia una quita” de ese impuesto, sin que eso signifique “perjudicar a la provincia”.

La reducción, según opinó, significaría “una ayuda” dado que “ese es un dinero que se va a trasladar desde el Estado hacia la gente y que podrá disfrutarlo en lo que quiera”. Y analizó que eso “sin dudas atraviesa el precio”, lo que traduciría en beneficios no solo para los consumidores.

Remarcó que inclusive “mejoraría” la competencia: “Podríamos llegar a bajar la mercadería, tener mejores ofertas para los clientes y mejorar la producción de las pymes”.

El Gobierno provincial se expresó en contra de esta medida y fue la ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, la encargada de anunciar que “no van a bajarlo”. Remarcó que “la postura siempre fue la de no ceder a una recaudación, si no hay una compensación que la mejore o supere”.

“Si San Luis no accede a reducirlo, sin dudas restaría competitividad, en relación a las provincias que sí lo hagan”, dijo en sentido a la posición que tiene la gestión de Alberto Rodríguez Saá.

Entendiendo estas posiciones encontradas cree oportuno “concretar una negociación” entre la Nación y los gobiernos provinciales ya que, de acuerdo a su análisis, muchas provincias de Argentina estarán seguramente en contra.

Consideró que Ingresos Públicos es el impuesto “más distorsivo” y que llega a una acumulación del 11% en cada producto. “Desde el primer eslabón de la producción hasta el consumidor final”, remarcó.

Por otro lado, valoró que “no será una reforma de relevancia porque el gasto público es muy alto y no disminuye”. Según consignó, se prevé bajar 1,5 puntos en 2018, 1,5 puntos en 2019 y llegar a los 5 en 2020: “Lo cual contribuirá a que el cambio no sea brusco. Van a focalizar el énfasis en bajarlo para 2018”.

Para el dirigente, Ingresos Brutos es la mayor entrada de dinero que tienen los gobiernos provinciales por lo cual entiende que “no lo reducirían porque sí”.

Insistió en que una de las opciones para recuperar el efectivo que no se recaudaría por el impuesto es “el ingreso económico que se produzca en las Pymes”.

En ese sentido, dijo, se dificulta una reforma tributaria relevante ya que, “de no bajar el gasto público no se puede hacer una disminución de impuestos”.

Concluyó que a nivel nacional la CAME “apoya las tres reformas” (tributaria, previsional y laboral) y que organizarán un encuentro con senadores para tratar puntos específicos a tener en cuenta.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR