X

Denunció a su padre por golpearla; es un funcionario de la Justicia

La joven tiene 26 años y aseguró que es víctima de violencia desde los 15. Solicitó la orden de exclusión y de restricción.

La joven denunció a su padre en la Comisaría 1° y en la Justicia.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/11/2017 19:30
PUBLICIDAD

Laura Pérez Figueroa decidió hacer pública su historia a partir del último hecho violento. Según relató en el programa Agenda Abierta que conduce Nino Romero por Radio Dimensión, su padre Francisco Pérez, la volvió a golpear la semana pasada.

“Esta situación la aguanté por mucho tiempo, ahora decidí denunciarlo porque ya no tengo 15 años. Estudio abogacía y sé que hay herramientas legales”, expresó.

En la madrugada del martes pasado, según denunció, cuando su padre volvió a la casa le recriminó una actitud que la joven tuvo con su esposa, de quien estaba separado porque le había pedido el divorcio. “Llegó a los gritos y me golpeó. Cuando me lo pude sacar de encima, cerré la puerta de mi habitación con llave”, relató.

Al día siguiente se tomó fotografías de las marcas en sus brazos y de la lastimadura que le quedó en sus labios. El viernes realizó la denuncia en la Comisaría 1° y después hizo lo mismo en la Justicia.

Su padre, quien se desempeña como defensor de pobres, encausados y ausentes en el juzgado Multifueros de Concarán, tiene hoy una orden de restricción y de exclusión de hogar. “Él solo viene los fines de semana porque el resto de los días vive allá”, dijo.

En sus declaraciones sostuvo que su padre “siempre tuvo arranques violentos” desde que ella tiene 15 años. El hombre se separó de su madre cuando ella era muy pequeña y desde entonces vivió con él y su abuela, que ya falleció. “Se enojaba por cualquier cosa que hacía mal. Trataba de justificarlo y siempre lo perdonaba; me corría de la casa y después se arrepentía”, remarcó.

A elchorrillero.com, la joven le contó que los problemas y las agresiones se retomaron cuando su padre decidió volver con su esposa y frenar el trámite de divorcio. “Ella me denunció porque cuando fui a su casa para buscar a mi papá rompí unos vidrios. Nunca nos llevamos bien, ella siempre le llenó la cabeza”, aseguró.

“Es difícil que las personas que sufren violencia se den cuenta que eso está mal. Cuesta mucho, uno tiende a justificar y las personas violentas tratan de hacer sentir culpable al otro, que le diste razones para que te golpee”, puntualizó.

Escuchá la entrevista completa que ofreció la joven por Radio Dimensión.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR