X

El abogado de Lorenzetti: “Descarto absolutamente el móvil de crimen pasional”

Así lo sostuvo el defensor del exintendente, Marcos Juárez, en un contacto que mantuvo hoy con la prensa. Remarcó que el acusado de matar a Romina Aguilar espera “ansioso el juicio para decir todo lo que no ha dicho hasta este momento”.

El letrado penalista descartó “absolutamente” el móvil de crimen pasional, como así también motivos políticos o ajuste de cuentas.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/11/2017 17:04
PUBLICIDAD

“Básicamente utilizó todos los elementos de prueba plasmados en el auto de procesamiento, asi que no hay sorpresa al respecto”, sostuvo Juárez en relación a la acusación de cadena perpetua que solicitó el fiscal Esteban Roche (también en contra de los otros dos detenidos), por “homicidio doblemente calificado”.

Pero el letrado penalista descartó “absolutamente” el móvil de crimen pasional, como así también motivos políticos o ajuste de cuentas: “Esto fue algo planificado, iban en busca de algo en particular. Sabemos en busca de qué, pero no puedo decirlo todavía”.

También habló de la existencia de pruebas que “no se han diligenciado” y que van a ser pedidas por la defensa en la etapa procesal “oportuna que es el juicio oral y público”.

Sobre la salud de su defendido dijo que “anímicamente está bien”, que ha cambiado y que está “muy ansioso por entrar al juicio oral y público.

El abogado ya había descartado la semana pasada que una cuestión política haya intervenido en la muerte de Aguilar. “En realidad Diego desconocía algunos aspectos de la prueba. Cuando nos sentamos a dialogar muchas horas, y efectivamente le mostré algunos elementos de prueba él me asintió y me dio la razón de que en alguna manera descartaba el móvil político. Era la hipótesis primaria que tenía y cuando le rendí la prueba y se la expliqué, el alcance y contenido, asintió que el móvil había sido otro”, explicó para dejar en claro.

“Han tomado extractos de algunos mensajes de texto y o conversaciones entre Diego y Romina, y le han dado un sentido adverso al contexto en el cual se emitieron esos mensajes”, puntualizó en relación al móvil pasional que sustenta la investigación.

En ese sentido remarcó que no existe “ningún mensaje” de recriminación o de maltrato hacia la víctima: “En todo caso era la pareja quien le recriminaba a él porque estaba mucho tiempo ausente de la vivienda, obviamente por la función pública que cumplía, que era política”.

“Pide perpetua para todos los coimputados. Está claro que la figura penal que se le atribuye, que está contemplado en el artículo 80 inciso 1 y 3, prevé la pena única de prisión perpetua; es decir, no tiene ni penas máximas, ni mínimas, no hay escala penal”, dijo cuando le preguntaron si era valedero el pedido de Roche.

También se refirió a la “posible comisión de delitos por parte de la Policía”, de la que se habló en algún momento de la investigación. “Estoy seguro de que eso ha sido así, pero no lo puedo decir porque es parte de la prueba que vamos a ventilar en la etapa procesal oportuna”, sostuvo.

Al mismo tiempo asintió la idea de “si la Policía hubiera trabajado bien”, la situación estaría definida. De todos modos dejó en claro que no cree “que hubo intencionalidad en dirigir la causa hacia esa hipótesis”.

“Entiendo que la Policía actuó más por error, imprudencia o porque era le hipótesis que más fácil le resultaba investigar. No creo que lo haya hecho de manera intencional”, remarcó.

Sobre la salud de su defendido dijo que “anímicamente está bien”, que ha cambiado y que está “muy ansioso por entrar al juicio oral y público, porque quiere demostrar su inocencia, quiere decir todo lo que no ha dicho hasta este momento”.

Destacó que “siempre estuvo contenido por el defensor anterior”, y que “está dispuesto a ejercer en forma amplia su defensa y contar una serie de circunstancias”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR