X

FIFA Gate: Alejandro Burzaco declaró que pagó US$ 4 millones en coimas a dos exfuncionarios K

El exCEO de Torneos y Competencias también apuntó al expresidente de la AFA, Julio Humberto Grondona.

foto: tn
El empresario argentino dijo que le pagó 4 millones de dólares a dos exfuncionarios: Pablo Paladino y Jorge Delhon.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/11/2017 20:59
PUBLICIDAD

Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos y Competencias, declaró hoy ante la Justicia de los Estados Unidos por el escándalo del FIFA Gate que explotó en mayo de 2015. El empresario argentino dijo que le pagó 4 millones de dólares a dos exfuncionarios de Fútbol Para Todos, Pablo Paladino y Jorge Delhon.

“Nosotros pagamos sobornos a esos dos señores por 4 millones de dólares”, declaró Burzaco.

Burzaco también habló de los “tratos especiales” que recibía el expresidente de la AFA, Julio Humberto Grondona y cómo se movía el dinero para los sobornos.

Además confesó que la empresa Fox Sports se asoció con su compañía, Torneos y Competencias, para pagar coimas a dirigentes del fútbol y así conseguir los derechos comerciales de distintos campeonatos de fútbol, como Copa América, Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Los medios latinoamericanos que pagaron coimas para obtener esos derechos son Fox Sports, Televisa (México), Media Pro (España), TV Globo (Brasil), Full Play (Argentina) y Traffic (Brasil).

Los “privilegios” y los manejos de Grondona

Según declaró Burzaco, cada vez que el expresidente de la AFA viajaba a Asunción (Paraguay) para presenciar un evento de la Conmebol recibía “tratamiento presidencial”. Volaba en un avión privado y era recibido en pista por vehículos Mercedes Benz. Don Julio no hacía tramites de Aduana ni de Inmigración.

Además, Burzaco aseguró que Grondona controlaba todos los sobornos que se pagaban y que “a veces modificaba los acuerdos según él quería”. En la declaración también dijo que Don Julio recibió 600 mil dólares al año en 2006 y que pasó a cobrar 1 millón en 2007. En 2012 se llevó 1,2 palos.

“Grondona sabía todo”, relató Burzaco.

Además, Burzaco contó cómo era el método que utilizaban para pagarle las coimas a Grondona: la empresa T&T (dueña de los derechos de televisación de Copa América, Copa Libertadores y Copa Sudamericana) giraba el dinero a una casa de cambio de Argentina, que le daba el efectivo al por entonces presidente de la AFA.

El juicio en Nueva York

El juicio de tres exdirigentes sudamericanos del fútbol comenzó el lunes con los primeros argumentos, en que fiscales estadounidenses los acusaron de embolsarse millones de dólares en sobornos, mientras la defensa comentó que sus clientes no fueron sino meros testigos inocentes de actos corruptos.

El brasileño José María Marín, el peruano Manuel Burga y el paraguayo Juan Ángel Napout son los primeros jerarcas del fútbol juzgados como parte del escándalo que cimbró la cúpula de la FIFA.

Los fiscales los acusan de participar en una operación ilícita que durante 24 años derivó en el pago de sobornos por al menos 150 millones de dólares, por parte de empresas de “marketing”, a cambio de lucrativos contratos de transmisión televisiva y de sedes para prestigiosos torneos, señalaron desde Todo Noticias.

“Estos acusados engañaron al deporte, a fin de llenar sus propios bolsillos… Y lo hicieron año tras año, torneo tras torneo, soborno tras soborno”, indicó el vicefiscal federal Keith Edelman en los argumentos de apertura ante una corte federal en Brooklyn.

Algunos de los sobornos se pactaron en Miami, durante el segundo trimestre de 2014, cuando los dirigentes del fútbol anunciaron que la Copa América se realizaría en Estados Unidos por vez primera, a fin de conmemorar el centenario de ese certamen, añadió Edelman.

Esa edición especial del centenario debió ser “un momento de orgullo”, comentaron los fiscales, “pero debajo de la superficie había mentiras, codicia y corrupción”.

Los abogados defensores dijeron al jurado que las acusaciones contra sus clientes se sustentan sólo en el testimonio de dirigentes del fútbol, carentes de credibilidad y quienes buscan clemencia en sus propios casos penales, derivados de la investigación.

Alejandro Burzaco es para la fiscalía un testigo clave. El argentino recibió un acuerdo en términos muy favorables, luego de “entregarse y de comenzar a contar historias”, dijo Silvia Piñera, abogada de Napout.

Los fiscales señalan que Napout y Burga figuraron entre un grupo de poderosos dirigentes de la CONMEBOL, conocido como la “banda de los seis”, que habría recibido de manos de Burzaco sobornos anuales por cientos de miles de dólares, a cambio de los derechos de televisación de la Libertadores.

Por separado, los fiscales señalaron en documentos ante la corte que algunos cómplices no identificados entregaron aproximadamente un millón de dólares al año a Marín, de parte de la empresa que buscaba patrocinar la Copa de Brasil de 2013 a 2022.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR