X

El drama de una familia de Alto Pencoso que “quedó en la calle”

Griselda Muñoz, Antonio Bordón y sus cinco hijos fueron desalojados de su casa situada en el campo “El Carril”, en cercanías a la localidad. La medida obedece a una denuncia por “abigeato y usurpación”. Están “desesperados” ya que no tiene un lugar donde vivir.

Esta noche, la familia retirará sus pertenencias.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/11/2017 15:49
PUBLICIDAD

Muñoz vive desde hace 10 años en El Carril junto a su pareja y sus hijos de entre 5 y 15 años. Hoy acompañados por su abogado, Andrés Fernández, la mujer contó a los medios que recibió la casa “como herencia” de su padre Teobaldo Muñoz, dueño original de la propiedad.

Su hermana Norma, también percibió el legado, y alega que sólo le corresponde a ella.

Hace 4 años efectuó una denuncia acusando a la familia por “abigeato y usurpación”, razón por la que los desalojaron. La Justicia después sobreseyó al matrimonio por falta de mérito, pero el juez Penal Nº 1 Sebastián Cadelago Filippi, los volvió a desalojar.

El abogado sostuvo que la medida es “arbitraria” y anticipó que recusará al magistrado.

Fernández mencionó que la Justicia debe “priorizar el interés de los niños”.

“Tendremos que esperar que los tiempos judiciales nos den la razón”, aseveró el letrado.

“Nos parece injusto, sobre todo teniendo en cuenta a los niños. Cualquier juez que tenga competencia debe priorizar el interés superior de los niños, y no lo decimos nosotros, sino las convenciones internacionales”, afirmó.

Muñoz manifestó  que hoy deben retirar las pertenencias de la propiedad y transmitió la incertidumbre sobre el futuro inmediato de su familia.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR