X

La Policía sobre el operativo en el barrio Amep: “Fue detenido por daños y lesiones”

De esa forma la fuerza fijó posición con respecto al procedimiento en el que resultó demorado Marcos Lucero.

La Policía coloca como puntapié del incidente una “lluvia de proyectiles” que fueron arrojados para evitar el operativo policial.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/11/2017 16:59
PUBLICIDAD

El Jefe de la Unidad Regional Nº1, comisario mayor Darío Sosa declaró a elchorrillero.com, que “se le imputó resistencia a la autoridad, daños a los bienes del Estado y lesiones”, en el marco de una causa que está a cargo del Juzgado de Instrucción Correccional y Contravencional Nº2.

El hecho sucedió el viernes pasado en el estacionamiento del Monoblock H del barrio Amep y fue filmado por los familiares del detenido.

Según Sosa, el hermano de Tamara Andino, la mujer que denuncia a la fuerza por abuso de autoridad y apremios ilegales, fue identificado cuando circulaba sin casco en una motocicleta.

“El joven manifestó que no tenía ni carnet ni documentación del vehículo. En ese momento se dio a la fuga y se metió en su domicilio”, dijo el funcionario policial en declaraciones a este medio.

El jefe de la Unidad Regional, Darío Sosa explicó cómo fue el operativo.

Además indicó: “Mientras los efectivos lo perseguían para reducirlo fueron obstruidos por unas personas, por lo tanto volvimos al lugar inicial del procedimiento”.

En el video que se viralizó en las redes se observa a Marcos Lucero argumentando que él era titular de la moto en la que se movilizaba su cuñado. Al mismo tiempo enseña a los oficiales los papeles que justificaban la transacción.

“Luego de analizar la documentación presentada se constató que no coincidía con la del vehículo en cuestión, por eso se precedió al secuestro y a la detención”, aclaró el policía.

Fue ante esta situación que el clima se volvió aún más tenso. La familia señaló que los agentes los golpearon y agredieron, mientras les disparaban en los pies.

La Policía coloca como puntapié del incidente una “lluvia de proyectiles” que fueron arrojados para evitar el operativo policial y “un escupitajo” propinado por el detenido.

Sobre los disparos que efectuaron agentes del COAR, explicó que “fueron con fines intimidatorios, con municiones antitumultos, de goma y plástico, y se originaron porque estaban siendo atacados con elementos contundentes”.

Lucero denunció que los apremios ilegales continuaron durante su detención en la Comisaría 38º y pidió ser trasladado. Finalmente, se le concedió y terminó su reclusión en la Seccional 2º.

“A raíz del estado público de esta denuncia para garantizar que no entorpeciera el avance de la causa y para tranquilidad de su familia, fue reubicado”, comentó Sosa.

Andino, por su parte, adelantó a este medio que su marido ya fue liberado y que continuarán con las acciones legales “hasta llegar a las últimas consecuencias”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR