X

Comerciantes de Quines en “pie de guerra” contra el intendente porque autorizó una Saladita

A pesar del malestar y el reclamo, el municipio mantiene la decisión de habilitar la feria. Repudian la medida porque “se lleva el dinero del pueblo”.

Foto ANSL
Macías objetó la postura manifestando que la Saladita no se instalará de modo permanente, sino que lo hará por única vez.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/11/2017 22:45
PUBLICIDAD

La instalación de una Saladita en la localidad alteró los ánimos de los comerciantes, quienes salieron a cuestionar la habilitación “temporal” efectuada por el intendente Oscar Macías.

Su apertura, prevista entre el 2 el 10 de diciembre, coincidirá con la fecha de cobro de los trabajadores.

Si bien la modalidad dispondrá de una autorización válida sólo por esos días, los dueños de locales repudian la medida desde lo legal porque los feriantes “no tributan y ofrecen marcas truchas”, y advirtieron que “no se corresponde con los intereses del pueblo”.

El concejal electo por el Frente Avanzar y Cambiemos por San Luis y conductor de la Radio Fm Fiesta, Ariel Alcaraz describió el panorama que vivencian en la localidad en declaraciones al programa Agenda Abierta de Nino Romero. “Está alterada la paz”, señaló.

“Este sábado nos enteramos en la radio que iba a llegar una feria, inclusive ingresó una publicidad donde se solicitaba promocionar la Saladita”, indicó.

Según contó, la municipalidad se encargó de “limpiar un predio de alrededor de doscientos metros cuadrados sobre avenida Córdoba, para la instalación de los vendedores”, y eso provocó la reacción de los comerciantes.

“Es una feria que trae ropa, bijouterie, lencería, comida, todo tipo de productos. Lo que plantearon los propietarios de negocios locales es que no pueden competir con los precios que ellos manejan”, explicó.

En ese sentido, 50 personas le pidieron al intendente durante una reunión “que no se instale”. “Le solicitaron que cuide los negocios de Quines”, resaltó el concejal electo.

Macías objetó la postura manifestando que la Saladita no se instalará de modo permanente, sino que lo hará por única vez. Sin embargo, los comerciantes indicaron su descontento: “Es una sola vez que nos va matar”.

En el encuentro analizaron los aspectos positivos y negativos de la llegada de la Saladita. Por ejemplo, destacaron que la gente que no se encuentra en una situación económica favorable, podrá adquirir lo que necesita.

En el predio ya hay un colectivo y un puesto comida.

Pero esas ventas “dañarán a los negocios” y el dinero “se irá de la localidad”, sostienen. “Lo que recaudan no lo invierten”, advirtió también.

El desembarco afectaría la economía regional porque entienden que también llegarán a Quines a comprar vecinos de localidades cercanas.

“Comerciantes de Candelaria y Lujan también se verán perjudicados más allá de que se ubiquen a 20 kilómetros, la gente vendrá a comprar”, indicó.

Por otra parte recordó que Macías “dilató” la discusión y que “no les dio ninguna respuesta”. “Terminó diciendo que no puede dar marcha atrás porque ya se hizo la habilitación comercial”, transmitieron quienes asistieron a la audiencia.

“El intendente está muy cerrado. La gente empezó a preguntarle cuánto dinero le habían dado y lo criticaron por limpiar el predio para un emprendimiento privado”, recordó.

No descartan una movilización y un corte de ruta para frenar el funcionamiento de la feria.

A Macías también le reprochan que buscar generar un enfrentamiento entre los dueños de los negocios y los vecinos.

El jefe comunal argumenta que dispuso favorecer la radicación para que “la gente humilde pueda comprar”.

En el predio ya hay un colectivo y un puesto comida.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR