X

“Quizás cuando lo asimilemos un poco más, podremos hablar”; una madre quebrada

Si Susana Coria tiene fuerzas todavía es para atender el teléfono y agradecerle a la gente de San Luis las muestras de apoyo y acompañamiento. La mamá del submarinista Fabricio Alcaraz le contó a El Chorrillero que “no se puede creer” lo que están viviendo.

Sin consuelo y tratando de asimilar, así están los padres de Fabricio Alcaraz.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 02/12/2017 11:06
PUBLICIDAD

Y esas fueron las primeras palabras de la mujer a la prensa, el día después que la Marina confirmara que abandonaba el rescate, ante la imposibilidad de encontrar a los 44 tripulantes del Ara San Juan con vida. Sin embargo la búsqueda de la embarcación continúa.

Durante 15 días las familias esperaron aferrados a la fe de que volverían con vida, que los rescastistas de 18 países los traerían de regreso. Pero hoy están sin palabras, procesando la idea que se quedaron para siempre en el mar.

“No estoy para poder hablar todavía, quizás cuando lo asimilemos un poco más, sí podremos hablar”, dijo la mujer en una comunicación con elchorrillero.com.

“Es terrible, solamente quiero agradecer a todo San Luis el apoyo que nos brindaron”, aseguró en medio de un dolor que ya le quitó las fuerzas y que la tiene todavía en Mar del Plata, junto a su círculo más íntimo. “Mucha gente que no conozco me mandó mensajes y nos sentimos muy acompañados, nos hizo sentir bien aunque el problema fue más grave”, puntualizó.

También sumó en los agradecimientos a los medios de comunicación que estuvieron siguiendo cada detalle de la búsqueda.

Fabricio Alcaraz Coria era cabo principal y se sumergió en el Ara San Juan para cumplir misiones en las aguas argentinas. Nació en El Volcán, la tierra a la que siempre volvía y donde lo extrañarán para siempre.

En las redes sociales sus amigos dejaron palabras de dolor que seguramente escribieron con lágrimas, y lo recordaron de la mejor manera, con los honores que un hombre en cumplimiento de su deber se merece.

Yesi Tzarovsky lo retrató para que todos conocieran un poco más a ese hombre de 27 años que encontró en la Marina su verdadera vocación: “Fanático del fútbol, de Boca y Maradona. Excelente bailarín de Folklore, podía vivir a mate, asado y Fernet. Que más argentino que eso”, escribió la amiga en su perfil de facebook.

“Fabri, amigo mío. No sé si tomar esto como una despedida, en el fondo siempre te voy a esperar. Tantas cosas te quedaron por vivir. Pensar que la última vez que nos vimos me dijiste que ibas a estar para mi cumple así nos tomábamos unas birras. Te voy a extrañar tanto. Sos mi amigo incondicional, con el que sabía que podía contar a pesar de la distancia”, remarcó.

También le dedicó: “Sos un orgullo para tu familia, amigos y todos los argentinos. Una excelente persona, con un humor sarcástico que todos vamos a extrañar en los grupos de whats. Ya nada es lo mismo sin vos. Te quiero tanto”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR