X

Los familiares de los tripulantes exigen que no se abandone la búsqueda

Jorge Alberto Villarreal, padre del jefe de operaciones del ARA San Juan, y Marta, hermana de otro tripulante, manifestaron en declaraciones radiales que aún mantienen la esperanza.

Villareal dijo: “Nosotros queremos una respuesta".
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/12/2017 15:00
PUBLICIDAD

Villarreal, realizó declaraciones en radio Delta sobre las informaciones que trascienden y dijo: “Genera mucha angustia esta situación, a nosotros nos causa mucho dolor, seguimos con esperanza y fe. Lo que nosotros pedimos es que continúen con la búsqueda para tener algo concreto”.

Al ser consultado por el vocero de la Armada, Enrique Balbi, dijo que “como submarinista está sufriendo lo mismo que nosotros. Los submarinistas son un grupo muy unido y él sabe como es la vida adentro del submarino y trata de comunicar las cosas de lo mejor manera posible, con mucho respeto”.

Y añadió: “Yo quiero que busquen, que lo encuentren, manejar esta pesadilla en lo abstracto es lo que me genera mucho dolor. Primero que los ubiquen y después hacer las investigaciones necesarias, buscar responsables. “En relación a la movilización de ayer en Mar del Plata y al pedido de que el Presidente los reciba, Villareal dijo: “Nosotros queremos una respuesta. No tenemos la certeza de nada, ninguna hipótesis, y eso me genera mucho dolor. Para mí, en este momento, mi hijo está navegando.”

“La comunicación tendría que ser más directa con los familiares, los que no van a la base no tienen clara la información. Nosotros no estamos en mar del plata y no somos comunicados de mejor manera, los que no van a la base no tienen comunicación. Nosotros nos enteramos por los medios”, agregó.

Por su parte, Marta, hermana de un tripulante del San Juan, quien tiene una fe enorme y que ha decidido hacer iniciar un ayuno de sólidos, solamente insume líquidos, realizó declaraciones en radio Latina.

“La verdad estoy bien, más fuerte que nunca, hoy es mi noveno día de ayuno. Sigo con la misma convicción y con la misma fe, que van a volver los 44. Sentí que dios me habló y me dijo que no abandone, porque mi hermano estaba con vida”, manifestó.

Además comentó que va todos los días a la Base Naval de Mar del Plata, y agregó que “muchos de los familiares sienten internamente que los tripulantes están vivos. Me aferro más a la fe que a la esperanza, porque la espera, muchas veces desespera”, publicó Télam.

Más sobre:

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR