X

Quines: Comerciantes intiman al intendente por la instalación de la Saladita

Un grupo de más de 20 comerciantes cuestionan el emplazamiento de la Expo feria Sin Fronteras Sivara. Consideran que viola el principio de igualdad y generaría un grave perjuicio a la localidad

Gentileza
Un grupo de comerciantes acusan al intendente Oscar Macías de tomar una decisión “arbitraria, ilegal e inconsulta”.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/12/2017 23:57
PUBLICIDAD

Acusan al intendente Oscar Macías de tomar una decisión “arbitraria, ilegal e inconsulta” al autorizar a los vendedores itinerantes para trabajar desde el 2 de diciembre pasado hasta el próximo domingo.

En la carta documento exponen que el funcionamiento de la Saladita viola el artículo 16º de la Constitución Nacional y de la Provincia que garantiza el principio de igualdad, e intiman que deje inmediatamente sin efecto el permiso comercial.

Se quejan porque el predio fue puesto en condiciones por empleados municipales con maquinaria del Estado. Foto Gentileza.

Sobre este eje expresaron que “la alta esfera del Gobierno local” desconoce que “todos los habitantes debemos ser tratados del mismo modo”.

La semana pasada los demandantes habían señalado que “no pueden competir con los precios que manejan en la Saladita”.

Otras de las “desventajas” que indican se refieren a la “dudosa” procedencia de los productos vendidos y a que los mercaderes de la feria no están obligados a facturar ni tributar como los comerciantes regulares de Quines.

Además entienden que las carpas no cumplen “las condiciones mínimas de salubridad, higiene y seguridad”, ni tampoco con las normas “sanitarias, bromatológicas ni de prevención de incendio”.

El predio, que tiene alrededor de 200 metros cuadrados y que está ubicado sobre la avenida Córdoba, fue limpiado por máquinas y trabajadores municipales. Además se realizaron las bajadas de luz.

Los firmantes que son asesorados por el abogado Ricardo Bazla catalogaron que esta actitud “va en desmedro de nuestro desarrollo comercial y social” y es un “privilegio del que no gozamos el resto”.

Si el jefe comunal no responde la solicitud los comerciantes interpondrán una acción de amparo.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR