X

Habló la mujer acusada de agredir a una directora: “En ningún momento hubo golpes”

Margarita Gómez aseguró que sólo le tomó el antebrazo a la docente para evitar que se lesionara cuando le propinaba golpes a un escritorio. Negó cualquier hecho de violencia física.

La directora realizó la denuncia y mostró los hematomas de la agresión.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/12/2017 00:53
PUBLICIDAD

Gómez habló con elchorrillero.com en torno al caso de la maestra de la Escuela Nº 166 “Gobernador Narciso Gutiérrez”, ubicada en el paraje El Milagro, que la acusó de agresora.

Según describió, ayer cerca de las 8:30 se dirigió hacia el establecimiento para solicitar la libreta de su hija de 11 años. Si bien la entrega iba a concretarse durante el acto de fin de año, Gómez no quería asistir y por ese motivo le pidió el boletín en privado a la directora Liliana Portella.

Ante ello, según sus dichos, la directora le aseguró que no se lo entregaría y “comenzó a golpear el escritorio”.

“Yo no voy a mentir, no hubo violencia física, sólo la agarré del ante brazo y le dije ‘señorita no se golpee’”, resaltó.

En la misma línea agregó que no lo haría especialmente “por todo lo que sucede en la actualidad con la violencia hacia los docentes”.

Gómez recordó que luego de unos minutos de negaciones, la profesora le “gritó” a modo de burla y separando las palabras lentamente en sílabas: “No le voy a entregar la libreta porque se me da la gana”.

Ante esa actitud, la mujer indicó que se le quitó el boletín de las manos pero “sin agresiones físicas”.

“Ella dice que mi hija no podía faltar porque está en la bandera, pero no es así. Mi hija nunca fue buena alumna, tiene promedio de 6, sólo es suplente”, agregó.

Según describió, después se retiró y cuestionó sus actitudes en esos momentos: “Soy pobre, pero no mal educada, ella tiene estudio pero es una mal educada”.

Destacó además que “no había personas” en el momento de los hechos. Dijo que “solamente” se encontraba la hermana de la directora (a quien no le dirige la palabra), que cumple tareas como tesorera de la institución.

“Lo único que hice mal y me hago cargo, es que cuando salí afuera dije una mala palabra. Dije ‘que se muera esta…’”, se lamentó.

La mujer aseguró que su hija “se siente muy mal” y que ella quiere aclarar cómo fueron las circunstancias: “No tengo problema de hablar delante de quien sea, yo quiero decir la verdad. Es más, fui a la Policía para dar mi versión, pero como no había denuncias penales, no pude hacerlo”.

Por otra parte afirmó que “jamás” tuvo inconvenientes con la maestra, y que incluso mantenían una relación de cordialidad, pero luego de algunas situaciones “eso cambió”.

“Un día mi hija vino llorando, diciendo que la había retado: ‘Así como sos de viva para saber de chusmeríos, tenés que saber cómo hacer la tarea. Chusma y observadora’. Como ya terminaba el año, decidí no quejarme”, indicó al respecto.

Por último, remarcó que en otras oportunidades la maestra enunció “amenazas” manifestando que “tiene un primo que es custodio de Alberto (Rodríguez Saá) y una prima o amiga en Crónica (el canal de TV), como mostrando que tiene poder”.

“Yo no tengo nada, no tengo abogado, sólo tengo mi pensión por mis 7 hijos, y tengo una hija de 11 años llorando permanentemente por todo esto, es una vergüenza”, finalizó.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR