X

En una causa por sobornos inhibieron los bienes de “Corcho” Rodríguez, un deudor de San Luis

Es en la causa vinculada a Odebrecht. Hace más de un década el empresario fue beneficiado por el Gobierno de San Luis con $8 millones para una película que nunca filmó.

La principal sospecha de la Justicia es que Jorge Rodríguez podría estar "insolventándose", por eso dictó la medida cautelar.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/12/2017 01:29
PUBLICIDAD

La Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó ayer la inhibición de bienes ordenada por el juez Sebastián Casanello sobre Jorge “Corcho” Rodríguez.

La principal sospecha del magistrado es que podría estar “insolventándose”, por eso dictó la medida cautelar. El empresario es investigado en una causa vinculada a Odebrecht -la empresa brasileña que admitió haber pagado sobornos en Argentina para obtener obras-, que tuvo a cargo la construcción de la planta potabilizadora “Paraná de las Palmas”.

El magistrado busca reconstruir los sobreprecios y presuntos sobornos pagados durante la ejecución de la obra. Rodríguez está señalado como un “operador” a favor de la empresa brasileña y un “nexo” con los funcionarios argentinos, quienes habrían recibido las coimas investigadas.

La inhibición de bienes sobre el “Corcho” Rodríguez quedó confirmada por los jueces de la Sala I, integrada por Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero. La medida había sido ordenada por Casanello, quien sostuvo que el empresario podría estar “insolventándose” para resguardar su patrimonio de futuras medidas judiciales, al intentar vender un Hangar ubicado en San Fernando por 1,5 millones de dólares. Con la decisión del magistrado, se busca “evitar modificaciones direccionadas a lograr un estado de insolvencia”. La orden de Casanello se había conocido días después de que la actual pareja de Rodríguez, Verónica Lozano mostrara la costosa mansión que tienen.

Otro de los antecedentes de los vínculos del “Corcho” con el gigante brasileño son los intercambios de e-mails de Raúl Biancuzzo, directivo de AySa, con los representantes de Odebrecht, en los que podría haberse coordinado “el presunto pago de retorno”. La sospecha es que las firmas involucradas habían pagado coimas a funcionarios públicos, cuanto menos entre los años 2007 y 2014.

Un poco de historia: el paso  por San Luis

El Gobierno provincial admitió recién en 2009 la estafa después que un grupo de diputados opositores reveló que la empresa Red Lojo Entertainment S.A., recibió del Estado casi $10 millones.

A partir del escándalo, la gestión de Alberto Rodríguez Saá tomó distancia del empresario e inesperadamente lo declaró  “enemigo público de San Luis”. Los funcionarios del momento de San Luis Cine declararon en los medios que el Estado se iba a presentar en un concurso de acreedores en los Tribunales Comerciales de Buenos Aires para reclamar el dinero.

Zanetti, Bartolucci y “Corcho” Rodríguez.

La productora de Rodríguez recibió entre 2004 y 2005 los fondos para grabar la telenovela Sálvame María y filmar la película Arbol de Fuego. Un año después los legisladores sacaron a la luz las irregularidades.

Con respecto a la telenovela que protagonizó Andrea del Boca se destinaron casi $4 millones para los 120 capítulos acordados, pero no llegaron a filmarse 80. Para la película que iba a dirigir Eugenio Zanetti se desembolsó el total del dinero, pero no se hizo.

El ex de Susana Gimenez cobró el dinero pero nunca reconoció la deuda porque se consideró socio del Gobierno de San Luis en los proyectos. De la causa nunca se volvió hablar.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR